Dama y Vagabundo compartiendo albóndiga

Amor es cuando ofreces la última albóndiga

 

¿Que es una albóndiga? Pues unas bolitas más o menos grandes y regulares de carne picada condimentada con ajo, perejil, pimienta, cayena, clavo, canela, jengibre, ras-el-hanout, comino, curry – o lo que tu imaginación y despensa del momento disponga – Fritas o incluso asadas al horno y que finalmente se dejan cocer en una salsa.

Hacer albóndigas debe ser más viejo que la tos.  Por mucho que Wikipedia diga que las inventó un tal Jiale Yang (todavía me estoy riendo con la entrada esta), encontramos bolitas hechas con carne, pescado o verduras picados menudamente en todas las culturas del mundo.  Albóndigas, mga bola-bola, mandonguilles, almôndegas, pilotes, boulette de viande, cufta, köttbulle, köfte, csaba, meatball (e incluso almóndiga).

Según la Real Academia de la Lengua Española, la palabra albóndiga es de origen árabe “al-bunduqa” que literalmente quiere decir bola.  Es el plato casero por excelencia.  Junto con las croquetas o las empanadillas, son esas elaboraciones que debían comerse solo en casa (“vete tú a saber que les ponen” dice mi madre).  No recuerdo que en ninguna salida gastronómica mi padre, que era de buen comer, se pidiera unas albóndigas y en cambio no perdonaba ni una de las que hacía mi madre.

Pero la verdad es que las albóndigas es una de esas recetas  con las que disfrutan desde los niños hasta los abuelos desdentados, son versátiles, son creativas, son sabrosas.

Si alguien quiere saber más sobre el fantástico mundo de “la bola” que no se pierda el artículo que Gastronosfera les dedicó allá por 2013.

Y esta receta va directa a Memories d’una Cuinera  que este mes va de albóndigas!

Albóndigas con Salsa de Pacanas

Albóndigas con salsa de pacanas

Albóndigas con Salsa de Pacanas – Foto AA

 

Ingredientes:

300 gr. carne picada de ternera

200 gr de carne picada de cerdo

1 diente de ajo

Un poco de miga de pan remojado en leche

un huevo

sal, pimienta, orégano, copos de chile

Harina

Para la salsa:

100 gr. pacanas

1 rebanada de pan

2 dientes de ajo

¾ litro de caldo de pollo

una pizca de azafrán

Sal, pimienta.

Preparación:

Mezcla en un cuenco la carne picada con el ajo picado, la miga de pan remojado en la leche, el huevo, sal, pimienta, el orégano y los copos de chile. Se puede sustituir la miga de pan por unas 2 – 3 cucharadas de pan rallado.

Formar bolitas con la masa de carne.  Pasar por harina y freír las albóndigas en una sartén con un dedo de aceite bien caliente, removiendo hasta que se doren por igual. Escurrir y reservar.

Saltear en un poco de aceite las pacanas y los ajos hasta que se doren. Apartar y reservar. Añadir un poco más de aceite a la sartén si es necesario y freír el pan en trozos.

Triturar las pacanas con el pan y el ajo fritos, con una taza de caldo. Verter en una cazuela, sobre las albóndigas. Añadir el resto del caldo y el azafrán y llevar a ebullición a fuego lento, hasta que la salsa quede bien espesa (5 o 10 minutos serán suficientes).  Probar de sal y rectificar si es necesario.

NOTA: Puedes substituir las nueces pacanas por el fruto seco que más te apetezca (o tengas en la cocina 🙂 )

Música para cocinar: It’s a Shame – The Spinners