Estas albóndigas de cerdo y gambas tienen un toque oriental. En el sabor, en el caldito corto que las acompaña, en los sabores, en la elaboración.

Estas albóndigas de cerdo y gambas las envié al concurso que organiza la revista Cuina coincidiendo con la Fira del Porc i la Cervessa.

Esta vez no entré en pánico como en otras ediciones, pensando en la receta porque habían eliminado la cerveza de la ecuación por lo que a mi me dieron la vida :-).

La receta quedó finalista aunque esta vez no pude compartir el maravilloso día que prepara la revista Cuina para todos los bloqueros que quedan finalistas con su receta. Lástima por que el plan era genial 🙂

Albóndigas de cerdo y gambas en caldo aromático

albóndigas de cerdo y gambas en caldo aromático la fonda deza
Albóndigas de cerdo y gambas en caldo aromático
Ingredientes:
  • 150 gr de gambas crudas peladas y desvenadas
  • 300 gr de carne de cerdo picada
  • 2 cucharadas de cebollino finamente picado
  • un trozo de aprox 2 cm de jengibre fresco pelado y rallado
  • 10 gr de hojas tiernas de espinacas
  • sal – pimienta negra
  • aceite de oliva para freir
  • la parte verde de una cebolleta para decorar
Para el caldo base
  • 1 litro de caldo ligero de pescado (también queda bien con caldo de pollo)
  • 2 anises estrellados
  • 2 cucharadas de salsa de ostras
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 trozo de aproximadamente 2 cm de jengibre pelado y picado muy fino

Preparación:

En mi caso, como intento aprovecharlo todo en la cocina, empiezo haciendo un caldito con las cabezas y cáscaras de las gambas que utilizo después para hacer las albóndigas.

En una olla de fondo grueso, poner a calentar un chorrito de aceite y sofreír las cabezas y cáscaras junto con un trozo de cabeza de rape, una cebolla y un puerro cortado groseramente. Añadirle unos granos de pimienta. Cuando estén las cabezas doraditas incorporarle 2 litros de agua. Esperar que arranque el hervor, desespumando si es necesario, bajar el fuego y hervir 45 minutos. Colar con un chino machacando las cabezas y las cáscaras para que dejen ir todo su sabor. Reservar.

Mientras ir haciendo las albóndigas de cerdo y gambas.

Cortar muy pequeñitas las gambas. Colocar en un bol y añadirle el cerdo picado, el cebollino picado muy finito y el jengibre rallado. Salpimentar con cuidado (luego van dentro de un caldo que lleva soja que es salada) y mezclar muy bien para que todos los ingredientes se combinen bien.

Con la masa, formar bolas del tamaño que se quiera (a mi me gustan tirando a pequeñas). Colocar en una fuente cubierta con papel parafinado y guardar en la nevera hasta que se necesiten.

Para preparar el caldo base, calentar 750 ml del caldo de gambas en una olla. Añadir el resto de ingredientes y mezclar bien. Llevar a ebullición, bajar el fuego y cocer unos 10 minutos. Probar y rectificar de sal si es necesario.

Calentar una sartén a fuego medio y añadirle un poco de aceite. Freír las albóndigas procurando que queden doraditas por todos los lados.

Pasar a la olla con el caldo y cocer 5 minutos más. Añadir las espinacas bien limpias y dejar hervir 1 minuto más (lo justito para que se ablanden).

Volver a probar de sal y rectificar si es necesario. Servir adornadas con la cebolleta picada y unos fideos chinos de arroz.

Música para cocinar: Barefootin – Robert Parker