El bacalao marinado con naranja y granada es el aperitivo que está triunfando en la mesa de casa desde que lo puse estas Navidades.

Me faltaban ideas (y tiempo) y decidí más o menos improvisar con lo que tenía en la nevera.

Quería algo que fuera fácil de comer, que tuviera color y sabrosón. Ya había hecho muchas cosas con queso (que siempre es garantía de éxito en mi casa) y buscaba algo ligero, sin mucha grasa y que combinara con el plato principal (esta vez una lubina al horno).

La combinación de sabores es espectacular – dulce, salado, ácido – y servido así en cucharita – de un bocado – luce bonito y colorido.

No es ningún secreto: la única cosa que se ha de procurar con ingredientes de primerísima calidad: el bacalao de primera como siempre en mi parada del mercado, las naranjas las que pondrías para comer de postre y el aceite el AOVE que tu prefieras pero que sea ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA 🙂

Trabajo 0 – Olas que te hacen 10. Es una receta con un retorno de la inversión del 100% 🙂

Bacalao marinado con naranja y granada

cuchara de bacalao marinado con naranja y granada la fonda deza
Cucharita de bacalao con naranja y granada
Ingredientes:
  • 300 gr de bacalao desalado
  • 1 – 2 naranjas
  • 1 granada
  • sal – pimienta blanca
  • Aceite de oliva virgen extra – Umami
Preparación:

Lo primero es desalar el bacalao. Que también lo puedes comprar desalado y así te ahorras un tiempecito.

Pero si lo quieres desalar tu, yo lo hago de esta manera. Pongo en remojo el bacalao con agua fría y lo dejo en la nevera mínimo cuatro días – máximo una semana. El último día le hago 2 cambios de agua y está en mi punto.

Una vez desalado, retirarle la piel y secar muy bien con papel de cocina. Cortarlo en cubos medianos (que quepan en una cuchara de aperitivo y sean de bocado).

Lavar bien una naranja y rallar la piel muy fina con una microplane. Exprimirla y reservar.

Poner en un bol, los taquitos de bacalao, la ralladura y el zumo de la naranja. Añadirle un chorrito de aceite de oliva virgen extra y remover con cuidado, una pizquita de pimienta blanca y un poquito de sal si es necesario. Dejar el bacalao macerando unas 4 – 6 horas.

A la hora de servir, escurrir el bacalao y poner un taquito en cada cucharita.

Pelar la naranja sacando los gajos al vivo, es decir, sin nada de su parte blanca y completamente limpios; poner uno en cada cucharita para aperitivo.

Desgranar la granada cuidando de que los granos queden perfectamente limpios de partes amarillas; poner unos granos en cada cucharita.

Aliñar finalmente con un hilo de aceite y espolvorear un poco de ralladura de naranja por encima.

Música para cocinar: La Troba Kung Fú – Flor de Primavera