¿Mató, requesón o ricotta?

Mucha gente – yo misma hasta que lo busqué – cree que el mató y el requesón es lo mismo. Pues resulta que no, que uno (el mató) es un queso y otro (el requesón) un derivado lácteo.

Técnicamente el mató no es bien, bien un queso fresco sino simplemente leche cuajada.  Es pariente próximo, como decía, de otros productos similares como el recuit, la ricotta o el requesón.

El mató tiene una textura suave, es ligeramente gelatinoso y tiene un sabor fresco y húmedo.  Es de color blanco si es de vaca y un blanco más brillante si es de cabra.  Por lo que he leído es relativamente fácil hacerlo en casa y lo único que se necesita es tener 2 ingredientes: leche y cardos (si no tienes cardos a mano 🙂 se ve que puedes sustituirlo por zumo de limón).

Mató i Barretines

Podemos considerar el mató como uno de los postres más tradicionales de Catalunya.  Las primeras menciones aparecen en el Llibre de Sent Soví, que habla de las distintas combinaciones que se pueden hacer para presentarlo como postre: con azúcar, con miel, con agua de azahar o de rosas …

Quizá el más conocido es el que se hace en la zona de Montserrat.  Hay constancia escrita de la producción y venta de éste desde finales del siglo XIX (aunque entiendo que se debía consumir desde mucho antes …).  Lo vendían – y siguen vendiendo – en el mercado de Montserrat.  Bueno quien dice mercado, dice una serie de tenderetes que van desde el parking hasta la entrada al santuario.

tenderetes de venta de mato en montserrat

Tenderetes en Montserrat (foto: Barcelona Guide Bureau)

No creo que ahora la producción sea tan artesanal como dicen (es como la etiqueta de “casero” del caldo Gallina Blanca jjajajaja) aunque sigue estando rico y tiene todavía ese punto de cremosidad que no encuentras en los más industriales.

En este video explican muy bien las diferencias entre el mató y el recuit

Con miel es un postre insuperable pero esta vez me he atrevido a ponerlo en un bizcocho acompañado de unas pasas maceradas en vino dulce del Penedès (Dolç d’Octubre – Nadal).  Pura delicadeza en boca y aromático como pocos de los bizcochos que tengo en el blog.

Bizcocho de Mató

bizcocho de mató con vino dulce la fonda deza

Bizcocho de Mató con vino dulce

Ingredientes:

100 gr de pasas

50 ml de vino Dolç d’Octubre (moscatel también sirve)

140 gr de mantequilla a temperatura ambiente

180 gr de azúcar

3 huevos

250 gr de mató

175 gr de harina

8 gr de impulsor

2,5 gr de sal

azúcar lustre para decorar

 

Preparación:

Calentar el moscatel en un cacito y añadir las pasas. Dejar cocer a fuego bajo hasta que se haya absorbido todo el líquido. Reservar.

Precalentar el horno a 180º sin ventilador. Engrasar y enharinar el molde.

Separar los huevos en clara y yemas.

En la batidora y con la pala, batir a velocidad media, la mantequilla junto con el azúcar hasta obtener una crema fina y blanquecina. Sin dejar de batir, añadir el mató desmenuzado. Bajar la velocidad de la batidora e incorporar las yemas de una en una.

Tamizar la harina junto con el impulsor y la sal. Con la ayuda de una lengua de silicona añadir la mezcla de harina a la crema de mantequilla con movimientos envolventes. Por último añadir las pasas con el vino que haya podido quedar de la reducción y mezclar todo bien.

trozo bizcocho de mató la fonda deza

¿Un trocito de bizcocho de mató?

Batir las claras a punto de nieve firme e incorporar en tres veces a la masa del bizcocho. Remover lo justo para evitar que las claras se bajen.

Verter la mezcla en el molde preparado y hornear durante 45 – 50 minutos. Cuando el bizcocho esté listo (prueba del palillo) retirar del horno y dejar templar en el molde unos 10 minutos. Desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Espolvorear cuando esté frío del todo con azúcar lustre por la superficie para decorar.

Bizcocho de mato la fonda deza

Bizcocho de Mató en formato cuadrado

Música para cocinar: Projecte Mut – No t’estim