Los bollos preñaos son típicos de Asturias y para todos los efectos, son panecillos rellenos de chorizo.

Y tradicionalmente se comen, dicen, en fiestas y romerías que se hacen en primavera y en verano al aire libre. Acompañados, como no, de sidra, de mucha sidra :-).

Lo suyo es hacerlos con chorizos asturianos, mantecosos y con un sabor fuerte a pimentón. Pero si no tienes la suerte de poder hacerte con ellos, también quedan estupendos con chistorra o con choricitos para asar.

La receta de la masa de pan está sacada del libro PAN de Xavier Barriga.

Bollos “Preñaos”

bollos "preñaos" la fonda deza

Bollos “preñaos”

Ingredientes:

Chorizos a la sidra

250 gr de harina de fuerza

5 gr de sal

300 ml de agua

3 gr de levadura fresca

Preparación:

Poner en el bol de la amasadora la harina, la sal, la levadura y con el accesorio de gancho empezar a amasar a velocidad lenta.  Añadir el agua lentamente hasta que la harina la haya absorbido toda. Incrementar ligeramente la velocidad de amasado y continuar amasando hasta que la masa esté lisa y se despegue de las paredes del bol.

Enharinarse las manos y retirar la masa del bol.  Dejarla reposar con un paño de cocina ligeramente húmedo durante 30 minutos dentro de un bol con un poco de harina en la base.

Dividir la masa en porciones de unos 50 gr. y darles forma de bollito en la mesa de trabajo.

bollos "preñaos" corte la fonda deza

así lucen los bollos “preñaos” por dentro

Colocar los bollitos y dejarlos reposar sobre una bandeja de horno forrada con papel de horno durante 30 minutos, tapados con un paño húmedo.

A continuación, espolvorear con un poco de harina la mesa de trabajo y estirar ligeramente los bollitos con el rodillo.

Poner encima de cada porción de masa un choricito de la misma medida más o menos que la masa. Formar una barrita sin puntas de modo que el chorizo quede enrollado por la masa y procurando que los extremos también queden cubiertos.

Colocar los bollos en una bandeja de horno y dejar que fermenten durante 90 minutos, tapados con un paño húmedo para que no se sequen.

Precalentar el horno a 250º y coloca en su interior un recipiente con agua para generar vapor.

Bajar la temperatura del horno a 210º y cocer los bollos durante 20 – 25 minutos.

Sacarlos de horno y dejar templar.  Se pueden comer templados o fríos.

Música para cocinar: Lipps Inc – Funkytown