La Reina de Corazones brioche

Que le corten la cabeza!

 

Cuenta la leyenda que María Antonieta, esposa de Luis XVI y rey de Francia, le dijo a la multitud hambrienta que tenía delante del palacio “Si el pueblo tiene hambre y no tiene pan, que coma brioche“.  Se ve que al populacho no le hizo mucha gracia y acabaron cortándole la cabeza a la reina.

Lo que dicen las fuentes es que este pan dulce nació mucho antes que María Antonieta aunque no encontrado consenso en cuanto a su origen.  Que si Bretaña, que si Normandía que si la Lorena.

La verdad es que su origen no importa.  El brioche es un pan ligero y sabroso y que tiene una cantidad ingente de mantequilla.  Según los expertos, a más mantequilla más bueno.

Y es precisamente esa cantidad de mantequilla la que hace que sea difícil de hacer para una cocinillas aficionada como yo.  La masa se convierte en un ser ingobernable, muy difícil de manipular y que requiere un tiempo más largo de amasado.

La receta es la misma que pone María Lunarillos en su blog.  La única cosa que he hecho diferente ha sido añadirle ralladura de naranja y un poco de aroma de azahar para darle un agradable saborcito a naranja.

BRIOCHE

Rebanada de brioche francés

Brioche Francés – Foto AA

Ingredientes:

Esponja

75 gr de harina de fuerza

120 gr de leche

15 gr de levadura fresca

Masa Brioche

La esponja

410 gr de harina de fuerza

235 gr de huevos

60 gr de azúcar

5 gr de sal

250 gr de mantequilla a temperatura ambiente (no ha de estar pomada)

5 gr de agua de azahar

La ralladura de una naranja

Preparación:

Empezar con la esponja.  Mezclar en un bol ha harina, la leche y la levadura.  Tapar con papel film y dejar que fermente en un sitio cálido, hasta que haya subido y esté burbujeante.

Una vez que tengamos la esponja, empezar con la masa.  En un bol poner el resto de la harina de fuerza, la sal, la ralladura de naranja, el aroma de azahar y los huevos.  Es importante pesar los huevos: si no se llegan a los 235 gr (unos 5 dependiendo del tamaño), alcanzar el peso indicado con leche.

Amasar con el robot hasta que la masa empiece a estar elástica.  En ese momento, añadir el azúcar y seguir amasando – hacer dos o tres amasados separados por reposos de unos 10 minutos ya que estos reposos ayudan a refinar la masa.

Cortar la mantequilla en trocitos e ir agregándola a la masa poco a poco, Seguir amasando hasta tener una masa suave y muy elástica.

Hacer una bola y ponerla a fermentar en un bol ligeramente aceitado, entre una hora y una hora y media, tapado con papel film.

Enharinar la superficie de trabajo y poner la masa fermentada.  Apretar un poco para desgasarla.  Forrar una bandeja de horno con papel de hornear.  Aceitar ligeramente y extender la masa sobre él.  Tapar de nuevo con film, y meter en la nevera al menos 8 horas.

Una vez pasado este tiempo, la masa habrá levado lentamente, lo que favorece que después la masa suba perfectamente.

Hay diferentes maneras de darle forma a un brioche.  En este caso yo lo he hecho tipo “pan de molde”.  Dividir la masa en 3 partes y formar 3 bolas.  Ponerlas en un molde de cake, procurando que ocupen todo el espacio.  Dejar levar una vez más una hora, hora y media.

Brioche francés

Brioche – Foto AA

Cocer en la parte baja del horno precalentado a 200º unos 40 minutos – estará dorado por encima y la base, si se le dan unos golpecitos, tiene que sonar a hueco.

Sacar del horno y esperar unos 10 minutos antes de desmoldar.  Pasarlo a una rejilla y dejar que se enfríen completamente.

Música para cocinar: Van Morrison – Real Real Gone