ilustracio la candelera

El día de la Candelaria – 40 días después de la Navidad – conmemora la presentación de Jesús en el Templo y la Purificación de la Virgen María.  Según la tradición, en tal día como hoy toca desmontar el Belén y se da por acabado el ciclo de Navidad y todavía en algunas iglesias se mantiene la costumbre de regalar velas a los asistentes a la misa (candelas) de color amarillo y rojo.

Algunos relacionan esta celebración con las Parentalia de época romana y tradicionalmente en muchas culturas occidentales es el día perfecto para pronosticar que tiempo hará la próxima primavera.

Si la Candelera plora, l’hivern es fora. Si la Candelera riu, el fred es viu – Cuando la Candelaria plora, el invierno es fora; si no plora y hace viento, el invierno es dentro, y cuando ríe, quiere venir – Cuando la Candelaria luce el sol, se puede temer que el invierno aumente su rigor / La Candelera és ploranera o per davant o per darrere

Y por supuesto, es El día de la Marmota (Groundhog Day) que también es una manera muy científica de predecir la metereología.

groundhog-day-oEn el Costumari Català de Joan Amades he descubierto que era típico ofrecer velas y comer buñuelos “Havia estat costum que durant la celebració de la missa, tothom fes bunyols amb ou, sucre i farina. Com més se’n podien fer abans de tocar a sanctus, més riquesa i més felicitat s’obtenia durant aquell any” (J. Amades – Costumari Català – Vol 1 pg 669)

BUÑUELOS CON CREMA DE LIMON

bunyols candelera_222014Foto: AA

Ingredientes:

125 ml de leche

125 ml de agua

100 gr de mantequilla

5 gr de sal

150 gr de harina

4 – 6 huevos (variará en función de la masa)

Aceite de girasol para freir

Azúcar lustre

Lemon Curd (receta aquí)

Preparación:

Empezar primero haciendo el lemon curd, ya que tiene que estar la crema fría para rellenar los buñuelos.

En un cazo mezclar, la leche, el agua, la mantequilla y la sal.  Ponerlo al fuego hasta que se haya derretido la mantequilla y cuando esté a punto de ebullición, retirar del fuego, y añadir de golpe toda la harina.  Remover bien con una espátula de madera hasta que se haga una masa que se vaya separando de las paredes.

Volver a poner al fuego – flojo – y seguir removiendo para ir secando la pasta, hasta que coja brillo.

Poner la masa en un bol y dejarla entibiar.  En este momento, empezar a añadirle los huevos – de uno en uno – removiendo muy bien hasta integrar uno antes de añadir el siguiente.  Se le añadirá huevo hasta que la masa tenga una textura semi-espesa (en función de la harina y del tamaño de los huevos).

Poner una sarten al fuego y calentar el aceite.  Ir añadiendo bolitas de masa no muy grandes y mejor con fuego medio (se cocerán por dentro y dorarán por fuera).  Retirarlos del fuego y dejar escurrir sobre papel de cocina.

Con la ayuda de una manga pastelera, rellenar los buñuelos con el lemon curd.  Por último espolvorear con azúcar lustre.

NOTA: Los buñuelos están igualmente ricos sin el relleno pero ya puestos están que te mueres rellenos de nata, crema de chocolate, crema pastelera …..

Música para cocinar: Happy – Pharrell Williams