¿Hay algo más poderoso que un sabor?  Técnicamente el sabor es la impresión que causa en el cerebro un alimento u otra sustancia.  El sabor lo determina unas reacciones químicas detectadas por el gusto (lengua – paladar) pero en mayor medida por el olfato.  Dicen los entendidos que el 80% de lo que se detecta como sabor lo procesa ese nervio con nombre de chiste que tenemos – el trigémino.

Además los sabores tienen el poder de transportarte, mientras los degustas, en el tiempo y en el espacio.  Te conectan con tu pasado, con países, con culturas, con estereotipos.  Eso es el poder del sabor.

Desde siempre, los hombres hemos utilizado elementos para resaltar ese poder.  Además de sus  propiedades medicinales, las especias tienen como misión crear o potenciar sabores.

Y cuando se habla de especias, enseguida yo lo conecto con la cocina oriental – concretamente con la hindú.  Currys, masalas, canela, vainilla, pimienta, cúrcuma, comino, nuez moscada y un largo etcétera, que hacen de la experiencia de los platos de esta cultura en un festival.

Estos buñuelos son específicos de la zona norte de la India, concretamente de Rajastán.

 Gajar Badha – Buñuelos de zanahoria y especias

Buñuelos de zanahoria y especias

Buñuelos de Zanahoria y Especias – Foto AA

Ingredientes:

Para la masa:

400 gr. de zanahoria

60 gr. de pasas

10 gr. de jengibre

50 gr de nueces de pacana

60 gr. de harina de garbanzo

5 gr de curry

sal – Agua

Para el rebozado (pakora):

250 gr. de harina de garbanzo

5 gr de impulsor

2,5 gr. de sal

5 gr. de cúrcuma

Agua

Preparación:

Pelar y rallar muy finamente las zanahorias.  Pelar y rallar muy fino el jengibre.  Poner las zanahorias ralladas en un bol y añadir las pasas, las nueces picadas, el jengibre, el curry y la harina de garbanzo tamizada.  No pasa nada si no se tamiza la harina pero es mejor hacerlo porque este tipo de harina normalmente hace grumos.

Mezclar bien y añadir un par de cucharadas de agua.  Incorporar bien el agua hasta obtener una pasta moldeable.  Si es necesario añadirle un poco más de agua, pero siempre de cucharada en cucharada, integrando bien después de cada adición para no hacer la masa demasiado líquida.

Mezclar los ingredientes de la pasta para rebozar en un bol hasta obtener una consistencia semi-líquida pero cremosa.

Elaborar con la masa de zanahoria unas bolas y bañarlas en la masa de rebozado (pakora).  Freír en abundante aceite caliente hasta que los buñuelos queden dorados.

Dejar los buñuelos sobre un papel de cocina para que absorba el aceite sobrante y servir calientes.  Combinan a la perfección con un chutney chutney bien sabrosón.

Música para cocinar: The Staple Singers – Respect Yourself