2010225142410193Mark Rotko – Sin Título

A mi me gusta el color rojo.  En todas sus tonalidades, desde el coral hasta el granate.  Lo incorporo en mi vida de manera automática: americanas, pashminas, bolsos, vestidos, pendientes, mi Kitchenaid, el calzador, el paquete de tabaco, la mantita del sofá, la funda del móvil …..

La palabra rojo deriva del latín rŭsseŭs, relacionado con ruber, del protoindoeuropeo*reudh Según la wikipedia la palabra “rojo” se empezó a utilizar de manera regular durante el siglo XV: aunque la palabra ya existía se ve que era poco común siendo las denominaciones más habituales “bermejo”, “colorado” y “encarnado”.  Según dicen los entendidos el rojo es el único color que tiene nombre una raíz protoindoeuropea común.

El rojo es símbolo de peligro pero también es el color de la buena suerte y el dinero en la China.  Y por supuesto es el color del amor y la pasión.

Que más da, yo solo sé, que me gusta.

Cake de Chocolate Blanco y Frutos Rojos

Bizcocho de nata y fresa_3012014

Cake de Chocolate Blanco y Frutos Rojos – Foto AA

Ingredientes:

270 gr. de harina

10 gr de impulsor

1 pizca de sal

175 gr. de azúcar lustre

250 ml de nata

2 huevos

5 gr de extracto de vainilla

80 ml de aceite de oliva suave

150 gr. de frutos rojos desecados (fresas / cerezas)

75 gr de whisky para hidratar la fruta

110 gr. de chocolate blanco

Preparación:

Cortar las fresas y cerezas en trozos pequeños (no hace falta que sean trozos iguales ni muy pequeños) y dejarlas hidratar en el whisky un par de horas.

Trocear el chocolate blanco y reservar.

En un bol mezclar los ingredientes secos, la harina, el azúcar, la sal y la levadura hasta que queden bien ligados. Tamizar.

En otro bol mezclar los ingredientes líquidos, primero los huevos, batirlos ligeramente como si fuera para una tortilla, seguidamente añadir la vainilla, el aceite y la nata.  Mezclar todo hasta tener una masa homogénea.

En el bol donde tenemos los ingredientes secos hacer un hueco en el centro e incorporar la masa líquida. Integrarla suavemente con cuidado (no hay que batirlo en exceso, solo lo justo para que queden integradas ambas mezclas) procurando que no queden grumos.

Seguidamente añadir los trocitos de chocolate y las fresas y cerezas. Volverlos a integrar pero sin batir.

Encamisar un molde de cake.  Escudillar la masa e introducir el molde en el horno, previamente  precalentado a 180º.  Hornear aproximadamente 45 minutos (prueba del palillo).

NOTA: La idea de aprovechar macetas como moldes no es mía (no llego yo a tanto).  Para más información googlear “bizcocho en maceta” o “cake in a pot” y hay miles de pistas, tutoriales, etc.

Música para cocinar: El Tonto Simón – Radio Futura