dominate-new-york-times-crossword-puzzle.w654

Yo lo se, yo lo se!!!!  Encamisar.

Pues no señor, en cocina, encamisar es – y cito textualmente el  Glosario del Diccionario Gastronómico

Cubrir las paredes interiores de un molde con un género, dejando un hueco central para rellenar con otro preparado distinto.


Poner una capa en el interior de un molde, sea helado, relleno o jalea, etc Sinónimo de Camisar

O lo que es lo mismo, untar un molde con mantequilla, espolvorearlo con harina y cruzar los dedos para que el bizcocho no se te pegue a la hora de sacarlo del molde. (para ver y saber más Directo al Paladar, El Monstruo de las Galletas, etc etc etc)

CAKE DE CHOCOLATE Y OREJONES

cake de chocolate y orejones

Cake de Chocolate y Orejones – Foto AA

Foto: AA

Ingredientes:

140 gr. de mantequilla cortadita en trocitos y a temperatura ambiente

175 gr. de azúcar moreno

175 gr. de huevos

110 gr. de nata

35 gr. de almendra molida

135 gr de harina

30 gr de cacao en polvo

10 gr. de impulsor

75 gr. de cobertura picada

120 gr de orejones (de melocotón o albaricoque)

c.s. canela en polvo

Preparación:

Batir la mantequilla e incorporar el azúcar poco a poco y batir bien (todo el proceso aprox. 10 minutos).  Incorporar la almendra molida.

Ir agregando los huevos poco a poco y seguir batiendo, esperando que se incorpore bien cada vez.

Incorporar a mano la harina, el cacao y el impulsor tamizados, con movimientos envolventes, alternando con la nata.  Por último, la cobertura y los orejones picados y rebozados en canela.  Mezclar lo imprescindible sin remover demasiado.

Dejar la masa a temperatura ambiente antes de hornear.

Pre-calentar el horno. Encamisar un molde (sustituir la harina por cacao en polvo) de cake y escudillar dentro la masa.  Hornear  de 35 – 40 minutos.

Comprobar punto de cocción y sacar del horno.  Dejar enfriar unos 10 minutos dentro del molde para que la masa se asiente, desmoldar y dejar enfriar completamente.

A la hora de servir, espolvorear con cacao en polvo.

Música para cocinar: La Bilurrubina – Juan Luis Guerra