Se pongan como se pongan, el mejor postre del mundo mundial es la Tatin de Manzana.  Y ha de servirse tibio, acompañado de una bola de un buen helado de vainilla, para que se vaya deshaciendo con el calorcito de la tarta.  Abres la boca, trocito de manzana caramelizada acompañada de un trocito de masa …