El chiffon es una tela suave como la gasa. Y también es el nombre de un bizcocho que es como terciopelo para el paladar.

El Chiffon cake fue inventado en 1927 por un corredor de seguros metido a caterer de California.  Durante muchos años mantuvo tanto la receta como uno de los ingredientes (utilizar aceite en vez de mantequilla en la pastelería americana es toda una revolución 🙂 en el más absoluto de los secretos, reservando su invención para las estrellas de Hollywood.

Finalmente vendió la receta a General Mills que en 1948 publicó la receta convirtiéndose enseguida en un éxito rotundo.

Y tengo que reconocerlo, los chiffon cakes representan una dura competencia a mi bizcocho preferido que es el Angel Food Cake.  Puede parecer muy similar, pero realmente no tiene nada que ver.  Bueno, tiene 2 elementos en común: las claras a punto de nieve y el molde.

El típico molde para hacer angel food cake y chiffon cake

El típico molde para hacer angel food cake y chiffon cake – Foto del blog Claudia & Julia

Este tipo de moldes no deben engrasarse para que las burbujas de aire de las claras batidas a punto de nieve puedan trepar bien por las paredes.  Además el bizcocho se tiene que enfriar dentro del molde cabeza abajo. Para eso son las patitas que tiene.  Porque mientras está enfriándose permite que circule bien el aire por todo él y de esta manera el bizcocho mantiene toda su esponjosidad.

Ahora este tipo de molde lo puedes comprar en cualquier sitio pero cuando yo conseguí el mio, era casi misión imposible encontrarlo en España.  Y ¿como lo conseguí?

Por motivos de trabajo tuve que viajar varias veces a Indianapolis.  En una de estas ocasiones, la reunión acabó muy pronto y me encontré colgada en un hotel a las afueras de la ciudad sin nada que hacer y con un jet lag de narices.  Pregunté en la recepción si había algún centro comercial cerca y me dijeron que cruzando la calle (una carretera con 2 carriles por sentido y sin pasos de cebra ni semáforos) tenía un Wall-Mart.

El trabajo fue meter los 2 moldes, 4 kilos de harina, 5 frasquitos de esencias, 2 cajitas de azúcares de sabores y alguna bagatela más que compré en la maleta.  Esto y decir sin inmutarme que no llevaba nada especial ni que tuviese que declarar tanto en la aduana americana como en la española 🙂

Orange Chiffon Cake

Orange chiffon cake

Orange Chiffon Cake

Ingredientes:

6 huevos + 1 clara de huevo

225 gr de harina tamizada

300 gr azúcar lustre

10 gr de impulsor

2,5 gr de sal

120 ml de aceite virgen de oliva arbequina

180 ml de zumo de naranja

10 gr de ralladura de naranja

5 ml de extracto de vainilla

una pizca de cremor tártaro

Preparación:

Separar las yemas de las claras. Precalentar el horno a 170º y tener preparado el molde de angel food cake sin engrasar.

Tamizar la harina y ponerla en un bol grande.  Añadir el azúcar (reservar 40 gr para batir las claras), la levadura y la sal y con la ayuda de una espátula revolver hasta que estén bien mezclados los ingredientes.

En otro bol, batir las yemas, el aceite, el zumo de naranja, la ralladura de naranja y el extracto de vainilla.

Hacer un agujero en el centro de la mezcla de harina y azúcar y añadir el batido de las yemas, Batir hasta que la mezcla este suave y la harina completamente integrada.

Por último, batir las claras con el cremor tártaro. Cuando empiecen a montar y se formen picos suaves, ir añadiendo gradualmente los 40 gr de azúcar reservado y batir hasta que las claras estén a punto de nieve firme (los picos quedan tiesos). Incorporar en 3 veces y de manera suave (para que no bajen las claras) con una espátula, el merengue a la mezcla anterior.

trozo de chiffon cake de naranja

¿A que apetece un trocito de este Chiffon Cake de Naranja?

Verter la masa en el molde sin engrasar y hornear entre 55 a 60 minutos. Comprobar con un palillo que el bizcocho esté hecho y retirar el pastel del horno. Invertir el molde y dejar enfriar completamente antes de desmoldar.

Espolvorear con azúcar lustre antes de servir.

Música para cocinar: Tom Jones – It’s not unusual