¿Son las cigalas el mejor marisco que hay?  Podría ser, aunque para mi le supera por goleada unos percebes o unas gambitas de Palamós o de Blanes con las que las de KM0 preparan esta maravilla. (si no conocéis su blog, ya estáis tardando: cocina de la buena y bien explicada).  Eso de tener que pelearte con el bicho para comértelo y acabar con los dedos llenos de cortes y la boca llena de arañazos no compensa.

La cosa es que fui un sábado al mercado y Xavi tenía unas cigalas bien de precio (20€ el kilo). Frescas, fresquísimas – todavía movían – pero demasiado pequeñas para hacer a la plancha.  ¿Y si hacía un arroz?  Para eso, mejor las galeras que iban a 9€.

cigalas la fonda deza

Comprar pescado a Xavi y Adri es una fiesta 🙂

Que pena, ¿me iba a perder esta oportunidad?

Y entonces me acordé de una receta que hacía muuuucho tiempo que no hacía.  Que lo mismo te resuelve un segundo como te hace un aperitivo de lujo.

Cigalas encebolladas

Cigalas encebolladas la fonda deza

Cigalas encebolladas

Ingredientes:

  • 300 gr de cigalas de tamaño pequeño – mediano
  • 3 cebollas grandes
  • 6 bayas de enebro
  • 1 cayena (opcional)
  • 100 ml de cava (puede sustituirse por vino blanco)
  • sal – pimienta blanca – aceite de oliva virgen extra
Preparación:
Pelar las cebollas y cortarlas en juliana fina.
Poner una olla a fuego medio con un buen chorro de aceite de oliva y rehogar la cayena.  Añadir la cebolla cortada, las bayas de enebro y una pizca de pimienta y un poco de sal.  Bajar el fuego a mínimo y dejar confitar la cebolla. (aproximadamente 30 – 45 min y removiendo de vez en cuando para que no se pegue). Ha de quedar con un bonito color dorado.
Una vez confitada la cebolla, subir el fuego y añadirle el cava.  Dejar evaporar el alcohol un par de minutos y si las cigalas son de tamaño pequeño, incorporarlas directamente a la cazuela y dejar cocer unos 10 minutos removiendo varias veces para que los sabores se junten.
Si las cigalas son grandes, freírlas ligeramente primero en una sartén con un poco de aceite y reservar.  Añadir un poco de agua a ese mismo aceite y desglasar la sartén.  Añadir este agua a las cebollas confitadas y dejar que arranque el hervor.  Poner las cigalas y remover bien para que se integren los sabores.  Dejar cocer todo junto cinco minutos más.
Música para cocinar: The B-52’s – Love Shack