La coca de llanda, fue el bizcocho del confinamiento. Fácil, con el sabor tradicional de toda la vida, ideal para desayunar, perfecto para merendar.

Empecé haciendo esta coca de llanda el primer fin de semana que nos encerraron. por ahí Marzo, y cayó uno cada fin de semana hasta que empezaron las calores y el horno se transforma en tu peor enemigo.

Y ¿sabéis que? Pues que el frío ha vuelto y no se descarta que nos vuelvan a confinar. Así que ya estáis tardando 🙂

Pero si no os gusta este bizcocho, ¡aquí hay más!

Coca de llanda

Ingredientes:
  • 200 gr de azúcar + un par de cucharadas para espolvorear por encima de la coca
  • 3 huevos
  • 125 ml de aceite de oliva virgen extra suave (arbequina, empeltre o argudell)
  • 125 ml de leche
  • 250 gr de harina
  • 10 gr de impulsor
  • 1/2 teaspoon de sal
  • 1 teaspoon de extracto de vainilla
  • la ralladura de un limón
  • 1 teaspoon de miel
Preparación

Precalentar el horno (arriba y abajo sin aire) a 180ºC y colocar la rejilla del horno en la posición central.

Engrasar con mantequilla y espolvorear con harina un molde rectangular. Reservar.

En un bol mediano, tamizar la harina con la levadura y la sal. Añadir la ralladura de limón y mezclar con la lengua de silicona hasta que quede todo bien combinado. Reservar.

Batir a velocidad media-alta los huevos junto con el azúcar hasta que la mezcla blanquee, adquiera una textura esponjosa y crezca visiblemente en volumen.

A continuación, bajar la velocidad y, sin dejar de batir, agregamos el aceite de oliva progresivamente en un hilillo hasta integrar.

Añadir entonces la leche y la miel (opcional) y la esencia de vainilla, también progresivamente y a velocidad baja, y mezclar hasta combinarlo todo por completo.

Incorporar ahora los ingredientes secos que teníamos reservados en dos veces, mezclando con suavidad sólo lo justo hasta que no quede ningún resto de harina por integrar. Hacer este paso a mano con ayuda de una espátula de silicona, para no mezclar en exceso. Así nos aseguramos que el bizcocho queda más ligero y esponjoso.

coca de llanda la fonda deza
¿Apetece un trozo de coca de llanda para merendar?

Verter la mas en el molde y espolvorear un poco de azúcar por toda la superficie.

Hornear durante unos 30-35 minutos o hasta que la superficie haya adquirido un bonito tono dorado y al pinchar con una brocheta en el centro, ésta salga seca y limpia de migas.

Dejar enfriar por completo sobre una rejilla antes de servir.

Coca de llanda la fonda deza
Coca de llanda – un bizcocho tradicional

Música para cocinar: Your Song – Billy Paul