¿Quieres quedar como un rey con un aperitivo resultón y muy fácil de hacer?  Entonces esta crema de de queso con crujiente de bacon es tu receta. (siempre que les guste el queso claro :-))

La receta original se hace con queso gorgonzola aunque evidentemente cualquier queso azul se adapta a las mil maravillas.

Queda genial con gorgonzola pero mejora si lo haces con el blau ceretà del Moli de Ger.  El Moli de Ger es una quesería situada en la Cerdanya (en el Pirineo catalán, muy cerca de Francia) creada por Pere Pujol.

Lo descubrí en el Mercat Gourmet del Born que desde el mes de Febrero – cada tercer fin de semana – se instala en el Pla de Palau de Barcelona.

Es más que fino, con un sabor suave pero muy intenso.  Mantecoso y untuoso sin mucho azul pero con una personalidad de primera.  De esos que cuando empiezas se te calienta la boca y no hay manera de parar.

 

Vasitos de Crema de Blau Ceretà con Crujiente de Bacon

aperitivo crema de blau ceretà con crujiente de bacon la fonda deza

Vasitos de crema de Blau Ceretà con crujiente de bacon

Ingredientes:

50 – 60 gr de patata cocida

60 gr de Blau Ceretà

100 ml de nata líquida

4 – 5 tiras de bacon

sal – pimienta blanca

tartaletas – galletas saladas – vasitos

Preparación:

Lavar bien una patata mediana.  Ponerla en una olla con agua y un poco de sal y cocer hasta que esté hecha.  Escurrir y una vez templada, pelar y reservar.

Poner la nata en un cacito y calentar hasta que arranque el hervor.  Añadir el queso y retirar del fuego.

Poner la nata con el queso fundido en un vaso de batidora y triturar todo bien.  Añadirle un toque de pimienta.  Incorporar la patata hervida y volver a triturar todo junto hasta conseguir una consistencia tipo puré.  Probar y rectificar de sal si es necesario.  Poner la crema en una manga pastelera y reservar en la nevera.

Para hacer el crujiente de bacon, forrar con papel de horno un plato plano.  Retirar la corteza de las tiras de bacon y ponerlas un poco separadas entre si sobre el plato.

Programar un minuto en el microondas (máxima potencia). Sacar y absorber el excedente de grasa con papel de cocina.  Volver a poner las tiras en el microondas 30 segundos y volver a absorber la grasa.  Repetir en tandas de 30 segundos hasta que el bacon esté bien crujiente.

 

Música para cocinar: Aretha Franklin – You are my Sunshine