Las sopas frías, como esta crema de cigalas, son para el verano. Y no solo pienso en el gazpacho. Con un poco de creatividad, las frutas, las verduras y hasta el marisco no solo se comen si no que también se beben.

Tenía invitados a comer, una receta pendiente de Receptes by Cuina y me faltaba un entrante. ¿Que podía ir mal?

Pues según El Comidista, todo 🙂 No sabía si era temporada de cigalas o no, era la primera vez que iba a hacer esta receta, tenía poco tiempo para preparar todo el menú que había pensado.

En lo que se refiere a si era temporada o no, según el Calendario de Pescados y Mariscos de Eroski, la cigala está de temporada todo el año. Ah, vale.

¿Cigalas todo el año? No lo se, pero parece falso 🙂

También puedes utilizar unas congeladas pero entonces está aquello del origen, la sobre-pesca y la huella ecológica.

Para resumir: 15€ medio kilo de cigalas tamaño mediano que todavía movían. Compradas en el mercado de Les Corts. Solucionado.

La crema tiene un sabor delicado y gana con el frío. Así que si puedes, orgánizate el tema para que te queden al menos 4 horas entre la preparación y cuando la vayas a servir.

Crema fría de cigalas

crema fría de cigalas la fonda deza
Crema fría de cigalas
Ingredientes:
  • 400 gr de cigalas
  • 1 cebolla mediana
  • 1 diente de ajo
  • 3 zanahorias medianas
  • 1 puerro
  • 1hoja de laurel
  • 50 gr de arroz
  • 1 rebanada de pan (mejor si es del día anterior)
  • 50 ml de coñac
  • Aceite de oliva virgen
  • sal – agua mineral
Preparación:

Pelar las colas de las cigalas – sacarles el hilo negro del lomo – y reservar tapadas con film en la nevera.

Pelar y cortar las verduras en trozos y confitarlas junto con el ajo y el laurel con un poco de aceite de oliva en una olla. Cuando empiecen a tomar color, añadirles las cabezas y las cáscaras de las cigalas. Sofreír todo el conjunto a fuego medio.

Calentar un poco el coñac y flamear el sofrito con él. Cubrir con agua mineral.

Añadir el arroz (yo utilicé Molí de Rafalet porque sabe a arroz, arroz) y la rebanada de pan y cocerlo todo unos 20 minutos a fuego lento.

Pasarlo todo por el turmix y después por un colador chino para que quede una crema fina y así eliminar cualquier trocito de cáscara que pueda quedar. Probar y rectificar de sal.

Dejar enfriar, tapado con film. Cuando la crema de cigalas esté templada, dejar reposar en la nevera hasta la hora de servir (4 horas mínimo).

A la hora de servir, salar las colitas de cigala reservadas, pinchar 2 por cada comensal en un palillo largo de madera, y marcarlas en una plancha bien caliente untada con aceite de oliva.

Verter la crema de cigalas en tazas o vasitos acompañadas de las broquetas con las colitas de cigala a la plancha.

Música para cocinar: Janelle Monae – Tightrope