Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo.  Eso dice el refranero.  Lo que no dice es en que lugar queda el aperitivo.

Lo que normalmente entendemos por aperitivo, es una comida – teoricamente – ligera que se toma para abrir el apetito, antes de la comida principal del mediodía o antes de la cena.

El término aperitivo es moderno.  Al menos hasta el siglo XVII un aperitivo era “una cosa que abre y limpia las vías” y era utilizado por médicos y farmacéuticos.

No es algo que se haga a diario pero cuando llega el Domingo, se hace imprescindible.

Y para gustos, colores.  Patatas bravas, aceitunas, chistorritas, chips, boquerones, anchoas, hasta los viejunos dátiles con bacon.

Estas espirales de champiñones y bacon se añaden a la lista interminable de cosas que se pueden comer en un aperitivo .  Eso sí, siempre con una copa de cava bien frío 🙂

Espirales de Champiñones y Bacon

Espirales de champiñones y bacon

Espirales de champiñones y Bacon – Foto AA

Ingredientes:

1 lámina cuadrada de masa de hojaldre

500 gr de champiñones cortados en láminas muy finas

100 gr de bacon ahumado

un par de ramitas de tomillo limonero fresco

1 huevo

sal – pimienta – aceite de oliva

Preparación:

Quitar la corteza al bacon y cortarlo en trocitos pequeños.  Limpiar los champiñones y cortarlos en láminas muy finas.

Poner una sartén al fuego con un poco de aceite y sofreír el bacon cortado en trocitos pequeños.  Incorporar los champiñones cortados a láminas muy finas junto con el tomillo (solo las hojas).  Sal – pimentar y sofreír hasta que los champiñones hayan soltado toda su agua y hayan adquirido un bonito color dorado.

Dejar templar y reservar.

Extender la lámina de hojaldre sobre la mesa de trabajo ligeramente espolvoreada con harina.

Repartir los champiñones por la lámina dejando un borde de unos 2 cm a cada lado.  Enrollar con cuidado por el lado más largo.  Dejar el rollo en la nevera durante aproximadamente 30 minutos.

Pre-calentar el horno a 220º.

Cortar el rollo de champiñones en rodajas de aproximadamente 3 cm de ancho y disponerlas en una placa de horno cubierta con papel parafinado.

Batir el huevo y con la ayuda de un pincel, pintar las espirales y hornearlas unos 15 minutos hasta que estén doradas.

Música para cocinar: Marvin Gaye – Sunny