Esta receta de espirales de salmón con tapenade es el resultado de querer aprovechar los restos de la tapenade y el salmón que servir como aperitivo esta Navidad.

Además tenía una lámina de hojaldre a puntito de caducar en la nevera. Así que juntas las tres cosas y te da una tercera vía que es igual de rica y espectacular que las partes por separado.

Es fácil, hay tapenade industrial que está excelente y que está muy buena y que te ahorra trabajo. Hacer salmón marinado cuesta menos de una hora (o lo compras ya hecho). Y la masa de hojaldre de Buitonni está bastante decente.

Vamos que en menos de 10 minutos tienes un entrante muy aparente y que es éxito seguro.

Espirales de salmón y tapenade

espirales de salmón y tapenade la fonda deza
Espirales de salmón y tapenade para el aperitivo

Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre
  • tapenade
  • Salmón marinado (puede sustituirse por salmón ahumado)
  • 1 huevo
  • semillas de sesamo para decorar

Preparación:

Corta unas tiras de hojaldre de unos tres cm de ancho y unos diez de longitud. Untarlas con una capa ligera de tapenade y encima poner unas tiritas de salmón marinado que cubran la mitad de la superficie.

Seguidamente, doblar las tiras por la mitad, de forma que el hojaldre quede por fuera y las vamos enrollando sobre si mismas formando las espirales. No es nada complicado y queda una espiral de unos seis o siete cm de diámetro.

Barnizarlas con un poco de yema de huevo y espolvorear con las semillas de sesamo.

Mientras precalentar el horno a 220º durante unos 10 minutos.

Extender papel parafinado sobre una bandeja de horno y disponer las espirales dejando un poco de separación entre ellas. Hornear unos 10 minutos o hasta que se vean bien doradas. Se pueden servir frías o templadas.

Música para cocinar: Pete Rodriguez – I like it like that