¿Que es un financier?

Un financier es un pequeño pastelito de forma rectangular, suave y que se derrite en la boca.  Su color dorado recuerda a un pequeño lingote de oro.

A menudo, y en muchos foros de Internet lo veréis así, se dice que es un dulce difícil de hacer, pero la verdad es que una vez tienes claro un par de trucos son muy fáciles y versátiles.

La base es sencilla: claras de huevo, mantequilla, azúcar y almendras. Para los creativos, este es el pastelito ideal ya que permite todas las variaciones que se te pasen por la cabeza – ralladuras de cítricos, frutos rojos, chocolate, vainilla, pistachos …

A medio camino entre una magdalena y un mini-cake, los financiers son un suculento dulce al que la mantequilla y las almendras otorgan un sabor inimitable.

Un poco de historia

El origen de la receta, como todas las buenas recetas tiene parte de leyenda y parte de verdad.

La leyenda dice que en 1890 un pastelero llamado Lasne situado en la zona de la Bolsa de París recuperó una receta tradicional de las monjas de la orden de la Visitación para que los financieros de la zona que buscaban un dulce para hacer su vida más agradable pudieran hacerlo sin ensuciarse las manos.

Claro que también se dice que fueron los suizos los que “robaron” la receta a las pobres monjitas y cambiaron la forma ovalada original por la forma actual de lingote y le cambiaron el nombre.

Sea como sea, es un gran invento 🙂

4 Cosas a tener en cuenta y un inconveniente
  1. No hay mucho misterio en la elaboración: todo lo que necesitas es un bol, un batidor y un toque de elegancia.
  2. Hay que tostar la mantequilla ya que es lo que define el característico sabor del financier. A fuego lento y sin quitarle el ojo ya que, una vez que empieza a coger un bonito color dorado, se quema enseguida.
  3. Mezclar lo justo e imprescindible.  Si bates demasiado el gluten que contiene la harina se desarrollará demasiado y el financier quedará correoso.
  4. La masa necesita descanso.  Unas cuantas horas en el frigorífico hará que los sabores se potencien.  Además cogerá cuerpo y será así más fácil rellenar los moldes.

Y ahora el inconveniente: hay que comerlos el día que los horneas.  Claro que con el aroma que desprenden una vez salidos del horno eso no es ningún problema.

Financiers de Miel y Naranja

financiers de miel y naranja

Financiers de Miel y Naranja

Ingredientes:

140 gr. de almendra en polvo

275 gr. de azúcar

95 gr. de harina

25 gr. de miel de flor de naranjo

5 ml de agua de azahar

la ralladura de una naranja

250 gr. de clara de huevo

230 gr. de mantequilla

Preparación:

Primero hacer la mantequilla noisette: en un cacito a fuego muy bajo, cocer la mantequilla. Debe estar a una temperatura entre 140 – 150º, y tener un color dorado claro como de avellana. Colar la mantequilla para desechar los residuos de suero.

Mezclar todos los ingredientes secos en un bol: la almendra, el azúcar y la harina tamizada. Añadir la miel, el agua de azahar y la ralladura de naranja. Incorporar la clara de huevo y mezclar bien. Sin dejar de batir, incorporar la mantequilla y mezclar lo justo hasta que todos los ingredientes estén incorporados.

Tapar con film a piel y dejar enfriar en la nevera entre 4 y 8 horas  para que la masa adquiera más consistencia y podamos pasarla a una manga más fácilmente.

financiers miel naranja

Los financiers un poco greñaditos como a mi me gustan

Rellenar los moldes hasta ¾ de su capacidad. Hornear unos 20 minutos en horno precalentado a 190º

Desmoldar y enfriar sobre rejilla.

Música para cocinar: Juan Luis Guerra – El Costo de la Vida