Hago unos tocinillos de cielo que parten la pana.  Los pones de postre y siempre hay alguien que lo define como postre vintage.  Por Dios!  Yo los califico de bocado de los dioses, bomba de colesterol viejuna, y de una trastada.

 

¿Una trastada?  Si, por no poner una palabra más fuerte.  El tocinillo queda espectacular pero ¿que haces después con las 12 claras que te rondan por la cocina?

Mi cuñado el inventa-blogs lo tendría claro – merengue.  Pero a mi como que eso no me pone.

Mi receta de aprovechamiento de claras favorita es la de financiers.  Bocaditos esponjosos con un sabor a mantequilla que se funde en la boca.

Y la receta – que me la pasó Borja del Restaurante Atica en Sants – es fácil de adaptar a la cantidad de claras que tengas y siempre sale perfecta.

Financiers

financiers

Financiers – Foto AA

Ingredientes:

195 gr. de azúcar

145 gr. de almendra molida

45 gr. de harina

120 gr. de clara de huevo

130 gr. de mantequilla

Sal

Preparación:

Primero poner la mantequilla en un cazo al fuego.  Mientras mezclar el azúcar y las harinas con la sal.  Añadirle las claras y batirlo bien

Cuando la mantequilla haya cogido un color avellana colarla y añadirla a la preparación anterior.  Se ha de ir añadiendo poco a poco y sin dejar batir (para que no cuaje la clara)

Dejar reposar la masa en la nevera unas 8 horas (yo la hago de un día para otro).

La cocción se hace con el horno precalentado a 160º.  El tiempo, depende del tamaño que hagas los financiers aunque se ha de tener en cuenta que del centro quede un poco crudo ya que estará más tierno y sabroso.

En este caso, dividí la masa, y a una mitad le añadí arándanos y a la otra unas perlitas de chocolate.