El melocotón es una de las frutas más típicas del verano.  Ideal para tomar fresquito por la alta capacidad refrescante que tiene (87% de agua).

Pero es que además se adapta a todo tipo de recetas porque queda genial en ensaladas, macedonias, pasteles, sorbetes, helados.  Y es un magnífico acompañante de platos salados.

¿Cual es el problema? Encontrar melocotones que sepan a melocotón.

¿Hay solución? Por supuesto.  Ir a Sant Pau d’Ordal cualquier sábado o domingo desde Junio hasta Agosto y comprar allí (40 km desde mi casa).  Del productor a tu mesa.  Sabor y aroma intenso que perfuma la casa.

melocotón blanco ordal la fonda deza

Melocotón blanco del Ordal

melocotón de viña la fonda deza

melocotón de viña del Ordal en su mejor momento

Las fotos son de BCN Chachi que me las ha cedido amablemente 🙂

Y a partir de aquí ya puedes empezar a hablar de compromiso, KM0 y sostenibilidad.

Aquí os dejo con la receta de un flan de melocotón: un postre delicioso que te proclamará como el mejor anfitrión del verano 🙂

Flan de Melocotón

flan de melocotón la fonda deza

Flan de melocotón

Ingredientes:

280 gr de melocotón de viña pelado (aprox 2 unidades)

370 gr de leche condensada

200 ml de leche

3 huevos

Para el caramelo: 100 gr de azúcar / 1 cucharada de agua / el zumo de medio limón

Preparación:

Primero preparar el caramelo. Poner en un cacito el azúcar, el agua y el zumo de limón y dejar a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva y se forme un caramelo de un bonito color dorado avellana.  Mucho cuidado ya que el azúcar se quema rápido y entonces amarga.

Repartir el caramelo en los 8 moldes y dejar enfriar.

Pelar los melocotones y picar la mitad en dados pequeños.  Repartir los trocitos sobre el caramelo ya frío.

Batir los huevos como si fuera para tortilla, y sin dejar de batir incorporar la leche condensada y la leche normal.

Pasar la otra mitad de los melocotones por la picadora y añadir a la mezcla anterior.

Repartir la mezcla por los moldes y cuajarlos al horno al baño maría a 180º aproximadamente 30 minutos.

Retirar del baño y dejar enfriar completamente.

Desmoldar cuando estén completamente fríos y servir (si se quiere) acompañados de un poco de nata montada (sin azúcar).

Música para cocinar: Peaches & Herb – Shake your groove thing