De todas las veces que he ido a las Islas, no lo he pedido nunca Frit aunque lo encuentras en muchos sitios – sea como tapa o como plato principal – ya que normalmente lo encuentras hecho con asadura.

El Frit es un plato muy popular de la cocina mallorquina que admite muchas variantes, incluso en sus ingredientes principales que varían según la temporada en que lo prepares.

El pasado Abril en Port de Alcudia en el restaurante Bon Profit tenían Frit de Sepia y lo encontré tan rico que no puede evitar pedirle al camarero que, aunque sabía que no era algo normal, le agradecería mucho que el cocinero me pudiera dar un par de pistas de como se preparaba.  Y oye, al cabo de un rato, salió el chef (genial Marc Miró) a saludarme y me apuntó su receta de frit mariner en mi agenda.

Me dijo que el único secreto para preparar un buen frit reside en dos factores, unos buenos ingredientes y conseguir el adecuado punto de cocción del ingrediente principal y de cada tipo de verdura.  En este caso el orden de los factores si altera el producto. Es decir, es fundamental seguir el orden adecuado a la hora de incorporar las verduras. Y la última pista que me dio fue ‘y ponle pimentón picante a tu gusto, pero eso si que sea “del bó” ‘

Frit mariner con sepia y alcachofas

Frit de sepia

Frit Mariner con sepia y alcachofa – Foto AA

Ingredientes:

2 sepias medianitas

4 alcachofas

6 cebollas tiernas

1 manojo de espárragos trigueros

1 hinojo

100 gr de guisantes

1 patata grandecita

5 gr de pimentón de la vera picante

1 hoja de laurel

1 cayena

1 diente de ajo

sal – aceite de oliva

Preparación:

limpiar la sepia y cortarla en trocitos pequeños.
Quitar las hojas exteriores de las alcachofas y cortar los tallos y las puntas, de manera que se quede lo más tierno de la alcachofa. Partir en 8 trozos. Reservar en agua fría con un chorro de zumo de limón.
Cortar las cebollas tiernas en juliana.  Picar el hinojo en trocitos pequeños. Cortar los espárragos en trozos de aproximadamente 10 cm.
Poner a calentar un poco de aceite en una cazuela de barro.  Añadirle la guindilla y el ajo entero.  Cuando el ajo esté dorado, retirarlo de la cazuela.
En ese mismo aceite, sofreír la sepia hasta que haya soltado toda su agua y esté doradita.  Retirar la sepia de la cazuela y añadir la cebolla y la hoja de laurel.  Salar y bajar al fuego.  Dejar que la cebolla sude y se poche lentamente procurando que no coja mucho color.  Añadirle el hinojo y dejar cocer a fuego medio.
Escurrir las alcachofas y añadir a la cazuela.  Dejar cocer todo junto hasta que las alcachofas estén tiernas.  En este momento volver a incorporar la sepia a la cazuela junto con los espárragos y cocer todo junto unos 10 minutos.  Apartar un momento del fuego e incorporar el pimentón de la Vera y la salsa de la sepia.  Remover con cuidado con la ayuda de una cuchara de madera.
Volver a poner al fuego y cocer todo junto unos 5 minutos más.

Apagar el fuego y dejar reposar el guiso para el día siguiente.

Cuando lo vayamos a comer, mientras se calienta, freír la patata cortada en daditos.  En el último momento, y una vez bien escurridas de aceite, las incorporamos al frit.  Remover bien la cazuela antes de servir.

Música para cocinar: Prince – Partiman