I que li diguin pene amb les alegries que em dones

I que li diguin pene amb les alegries que em dones

La pasta tiene la virtud de adaptarse a casi cualquier ingrediente, dando preparaciones desde la más creativa a la más ortodoxa.

Con anchoas, alcaparras, aceitunas y su punto picante, esta receta de fusilli alla puttanesca es un golpe de efecto para el paladar.  Es brillante y equilibrada que prepara el cuerpo y el alma para el verano.

Esta salsa queda perfecta con tomate de lata pero tan pronto como llegué la temporada de tomate hay que volver a hacerla para que luzca en su máximo esplendor.

Es una receta fácil, rápida y sabrosa.

FUSILLI PUTANESCA

Fusilli Putanesca

Fusilli Putanesca – Foto AA

Ingredientes: (para 2)

160 gr de penne rigate

300 gr de tomate triturado

30 gr de concentrado de tomate

4 filetes de anchoa picados fino

5 gr de pimentón de la vera picante

2 dientes de ajo

5 gr de orégano seco

20 olivas verdes rellenas de anchoa cortadas a cuartos

20 olivas negras de aragón muertas deshuesadas y cortadas a cuartos

20 gr de alcaparras

1 cayena

sal – aceite – perejil – laurel

Preparación:

Se puede preparar la salsa con anticipación, o si se prefiere mientras hierven los fusillis.

Poner una olla grande al fuego con abundante agua y una hoja de laurel.  Cuando arranque a hervir añadir un buen puñado de sal.  Esperar que vuelva a arrancar el hervor y echar los fusillis.  Cocinar según las instrucciones del fabricante pero parar y escurrir, reservando un poco del agua de la cocción, un par de minutos antes del tiempo indicado.

Mientras hacer la salsa.

En una sartén honda, poner un poco de aceite a calentar.  Añadir los filetes de anchoa troceados y remover hasta que queden casi completamente disueltos.  Añadir el pimientón picante, sin dejar de remover para que no se queme, e incorporar los ajos picados muy finos.

Cuando el ajo esté adquiriendo un color doradito, añadir el tomate triturado y el concentrado de tomate y dejar a fuego medio unos 10 minutos, revolviendo de vez en cuando.

Añadir las alcaparras, el orégano, las aceitunas, la cayena picada y un buen puñado de perejil picado.  Continuar sofriendo unos 10 minutos más hasta que tenga la consistencia de una salsa espesa y brillante. Probar y rectificar de sal si es necesario.

Poner otra sartén al fuego y añadir un par de cucharadas de la salsa y un poco del agua de la cocción de los fusillis.  Añadir la pasta y dejar cocer todo junto, removiendo de vez en cuando, un par de minutos hasta que esté al dente.

Apartar del fuego, incorporar el resto de la salsa y remover hasta que la pasta esté completamente impregnada.  Espolvorear con más perejil picado y servir inmediatamente.

Si se quiere espolvorear con un poco de parmesano rallado, pero en mi opinión no le hace ninguna falta.

Música para cocinar: Aretha Franklin – Chain of Fools