¡Atención, torpes y manoplillas del mundo! Os presento la galette: el postre que te hará quedar como un rey de la cocina y posturear como dios manda en Instagram.

¿Galette?

No es una galleta mal escrita: es una tarta plana que admite mucha imaginación para su relleno.

Vamos, así para entendernos, es una tarta formato libre, fácil de montar y donde la masa no tiene por que estar perfecta 🙂

galette de arandanos la fonda deza

Hablando de free style esta galette de arándanos cumple todos los requisitos

Origen: Francia.  Y como muchas cosas que provienen del país vecino con un intenso sabor a mantequilla.

Algunos adjetivos que encontrareis por estos mundos para definirla: preciosa, rústico, crujiente, versátil.  Y todos son ciertos.

Rústica como eufemismo de que si te queda una forma tipo   nadie va a decir nada. Crujiente por que la base es una variación de la masa brisa, preciosa por que queda bonita aunque seas tan manazas como yo y versátil por que admite (casi) cualquier fruta que haya por casa.

En mi opinión, lo más difícil de esta receta es decidir si te la zampas sola o la acompañas de una bola de helado de vainilla.

Buttermilk – suero de leche

Con todas las pruebas que hice hasta conseguir un mató casero que me gustara, tenía unos cuantos tuppers llenos de suero de leche (buttermilk) que no tenía muy claro si servían para algo.

Pues oye, si que sirven y para mucho.  En algunos casos – como en esta receta – sustituyendo el agua del original. En otros para hacer unos bizcochos que ganan en esponjosidad y sabor (éstos todavía en fase de prueba y que ya iré colgando en el blog).

Así que aplicando la máxima de que reciclar es aprovechar un material para convertirlo en otra cosa, en esta casa Som Gent de Profit 🙂

Galette de Cerezas

galette de cereza y nectarina la fonda deza

Galette de Cereza y Nectarina – postre de verano

Ingredientes:

190 gr de harina

8 gr de azúcar

1 pizca de sal

130 gr de mantequilla fría

30 ml de buttermilk frío (puede sustituirse por agua fría)

300 gr de cerezas deshuesadas

200 gr de nectarina

40 gr de azúcar muscovado (puede sustituirse por azúcar moreno normal)

5 gr de canela en polvo

15 ml de zumo de limón

10 gr de Maicena

1 huevo

azúcar lustre para decorar

Preparación:

Mezclar la harina con el azúcar, la sal y los 130 gr de mantequilla cortada en trocitos pequeños y formar una masa arenosa.  No trabajar la masa en exceso. Rociar la mezcla de harina con el agua y procesar hasta que la masa empiece a juntarse – unos 10 segundos – se tienen que ver todavía trocitos de mantequilla enteros. Transferir la masa a una superficie de trabajo y formar una bola. Envolverla con film y dejar en la nevera un par de horas.

Mientras, lavar las cerezas, quitarles en rabito y deshuesarlas.  Ponerlas en un bol.  Pelar, deshuesar las nectarinas y cortarlas en trozos que no hace falta que sean muy regulares.  Añadir a las cerezas e incorporar el azúcar muscovado y la canela.  Aparte mezclar la Maicena y el zumo de limón.  Añadirlo a la fruta, remover suavemente y dejar macerar tapado con film en la nevera una media hora.

Sacar la masa de la nevera y extenderla con rodillo entre 2 papeles de horno.  Formar un círculo de unos 5 mm de grueso. Transferirlo a una plata de horno cubierta con papel de horno.

Repartir la fruta macerada sobre la masa  borde de unos 3 – 4 centímetros. Doblar los bordes de la masa hacia dentro por encima de la fruta. Verter por encima el jugo que haya soltado la fruta y dejar enfriar en la nevera mientras se calienta el horno a 180º.

Cuando el horno esté listo, sacar la galette de la nevera, pincelar con huevo batido y hornear unos 30 – 40 minutos hasta que la masa esté doradita.

Retirar del horno y dejar reposar sobre una rejilla hasta que se enfríe.  Espolvorear con azúcar lustre y a comer!

NOTA: Se puede sustituir las cerezas por cualquier fruta que aguante bien el horneado: manzanas, albaricoques, melocotones, arándanos.

galette de manzana la fonda deza

Galette de Manzana – Postre de Otoño

Música para cocinar:  Al Green – Take me to the River