comiendo gelatina en el hospital

¿Gelatina? ¿Esto se come?

Es decir gelatina y venirme a la cabeza la imagen de la típica película americana con alguien en un hospital diciendo que ese día le ha tocado la roja 🙂

A mi la gelatina me encanta. Bueno, me encanta la gelatina dulce hecha con fruta o con su zumo.

Es viscosa y a la vez consistente.  Químicamente se considera una proteína pura. Está libre de gluten y colesterol, no contiene grasas ni hidratos de carbono.  Y por si fuera poco, reduce arrugas mejor que el botox.

Muchas veces he preparado la gelatina esta de sobre que tiene un color fluorescente y un sabor químico tan adictivo.  Pero la verdad es que no hay color con prepararla tu misma en casa.

Para esta receta utilicé unos paquetes de frutos rojos congelados.  Había moras, grosellas, fresas, arándanos, frambuesas … A ver, para salir del paso, vale.  Pero si utilizas fruta fresca mucho mejor.

Yo utilicé un molde de mini brownies que tenía pero podeis utilizar el cacharro que más os convenga o guste.

Gelatina de Hibiscus y Frutos Rojos

Gelatina de hibiscus y frutos rojos

Gelatina de hibiscus y frutos rojos – Foto AA

Ingredientes:

10 gr de hibiscus para infusión

3 tiras de piel de limón

10 hojas de melisa fresca

460 ml de agua hirviendo

10 gr de gelatina en polvo

60 gr de azúcar

15 ml de zumo de limón

c.s. de mezcla de frutos rojos (moras, frambuesas, fresas, cerezas …)

Preparación:

En un bol mezclar la infusión de hibiscus, las hojas de melisa y la piel de limón.  Calentar el agua hasta que rompa a hervir. Incorporar el agua al bol, tapar y dejar infusionar unos 15 minutos aproximadamente.  Cuanto más tiempo se infusione más color y sabor tomará la gelatina.  Si la queréis una gelatina más transparente con 10 minutos de infusión bastará.

Una vez infusionado, colar y repartir en 2 boles.  En uno de ellos, espolvorear la gelatina por encima, mezclar y dejar reposar unos 5 minutos.

Juntar con el resto de la infusión de hibiscus y añadir el zumo de limón y el azúcar.

Meter el bol en el microondas y calentar unos 20 segundos hasta que el azúcar esté disuelto.  Dejar en la nevera hasta que se enfríe unos 30 minutos.

Verter la mezcla con la ayuda de un biberón en los moldes y dejar en la nevera hasta que empiece a cuajar (aproximadamente otros 30 minutos).  Repartir los frutos rojos cortados en trocitos entre todos los moldes y dejar cuajar completamente la gelatina (al menos 4 horas).

Desmoldar con cuidado los cuadrados de gelatina y servir.

Música para cocinar: Shake, Shake, Shake – KC & The Sunshine Band