Hacer una vinagreta no tiene mucho misterio ¿o si?

Ciencia, le llama Biscayenne en una entrada que hizo en 2016 en El Comidista.  “ponle vinagre y aceite a la ensalada” diría mi abuela.

Un poco de historia

Para aliñar bien una ensalada hacen falta cuatro personas: un justo para la sal, un avaro para el vinagre, un generoso para el aceite y un loco que la agite. (dicho popular)

La palabra vinagreta dicen que se originó como el diminutivo de vinaigre (vinagre en francés).  Hay constancia de la utilización de “vinagrette” ya en 1679 en el libro sobre ensaladas Acetaria de John Evelyn (podeis descargaros aquí el libro en versión epub y Kindle) .  En inglés se la conoce como French dressing (algo así como aliño francés).

very little Oyl, well beaten, and mingled with the Juice of Limon, Orange, or Vinegar, Salt and Pepper (Acetaria – John Evelyn)

En definitiva es una salsa emulsionada que contiene un líquido ácido (vinagre, zumo de limón) en un medio graso (básicamente aceite de oliva).  Por supuesto un poco de sal y a partir de aquí un poco de imaginación: pimienta recién molida, mostaza, cebolleta picada, hierbas aromáticas, ralladura de naranja ….

Y en lo que se refiere a proporciones, la norma dice que por cada parte de vinagre (o zumo de limón), tres de aceite.

El secreto de una buena vinagreta

Utilizar aceite y vinagre de calidad.  Hay que gastarse un poquitito, experimentar con sabores, acidez, variedades.  Acercaos a Oli Sal que saben más que los ratones coloraos y son más majas que las pesetas.  Dejaros asesorar por Sandra o Regina que no os arrepentiréis y descubriréis que hay vida más allá del aceite Borges.

Pero las vinagretas no son solo para las “aburridas” ensaladas.  Es el aderezo perfecto para cualquier ensalada o para unas simples huevas de merluza 🙂

Y ahora que ya sabemos los secretos de la vinagreta, si queréis preparar la ensalada perfecta no os perdáis esta entrada.

Huevas de Merluza con Vinagreta de Wasabi

huevas de merluza con vinagreta de wasabi la fonda deza

Huevas de merluza co vinagreta de wasabi

Ingredientes:

500 gr de huevas de merluza

2 cebollas tiernas grandes

1 puerro

1 zanahoria

10 ramitas de perejil

30 ml de vino blanco

Agua mineral

Sal – aceite de oliva

Para la vinagreta

50 gr de jengibre

2 dientes de ajo

1 chile fresco

wasabi

salsa de soja

vinagre de arroz (puede sustituirse por vinagre de vino blanco)

aceite de oliva virgen extra

un poco del caldo de cocción de las huevas

cilantro

Preparación:

La noche anterior poner las huevas en un bol con agua y cubitos de hielo.  Dejar en la nevera para que se desangren.

Pelar y cortar en trozos grandes las cebollas tiernas. Pelar y lavar el puerro. Cortarlo en 4 o 5 trozos.   Hacer lo mismo con la zanahoria.  Lavar el perejil.

Poner toda la verdura en una olla y añadir agua, un chorro generoso de vino blanco y un chorrito de aceite.  Salar y poner al fuego.  Dejar que hierva unos 15 minutos y hacer así un caldo de cocción.  En este momento añadir las huevas.  Dejar que vuelva a arrancar el hervor y dejar cocer un par de minutos.  Retirar del fuego y dejar enfriar dentro del caldo de cocción completamente.

Reservar las huevas en la nevera cubiertas con su propio caldo.

Pelar los ajos y el jengibre y picarlos muy finos (también puede rallarse).  Ponerlo en un bote (de los de conserva).  Añadir wasabi al gusto, el chile cortado a rodajitas finas, la salsa de soja y el vinagre de arroz.  Incorporar un poco del caldo de cocción de las huevas. Tapar el tarro y agitar.

Escurrir las huevas del caldo (si sobran dejarlas cubiertas con caldo de cocción en la nevera) y con cuidado retirarles la membrana que las cubre.  Cortarlas en rodajas gruesas.

Poner en la fuente de servir tomate cherry cortado en rodajas (o mitades).  Poner las rodajas de hueva encima. Rociar con la vinagreta y espolvorear con cilantro picado.

Música para cocinar: Aretha Franklin – Won’t be long