Poner en el blog una receta de judías estofadas la verdad es que no tiene ningún mérito (y casi añadiría ninguna gracia).

No hay trucos del cocinero escondidos.  Hacer judías estofadas tiene la complejidad de una ameba.   Se ponen todos los ingredientes en frío y se deja cocer todo a fuego lento tres horas.

Seguro que son un clásico en todas las casas cuando empieza a hacer fresquito y apetecen platos de cuchara.

Pero si que hay un secreto: que los ingredientes – las judías, el chorizo, la morcilla y el tocino sean de buena calidad.  ¿Perogrullo?

Recetas hay cientos pero la mejor es la que hace mi madre.  Así.

Judías Estofadas

Judías estofadas

Judías estofadas – Foto AA

Ingredientes:

400 gr de judías secas

1 chorizo

1 trozo de tocino entreverado

1 morcilla

media hoja de laurel

Agua mineral

1 chorro generoso de aceite de oliva virgen extra (arbequina)

sal

Preparación:

Poner las judías en remojo con agua fría la víspera.  Han de estar a remojo al menos 12 horas.

En una olla de fondo grueso poner las judías remojadas y lavadas.  Cubrir con agua fría e incorporar el chorizo, el tocino y la morcilla. Añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Esperar a que arranque el hervor.  Añadir un poco de agua fría para parar el hervor, tapar y bajar el fuego.  Dejar cocer entre 2 y 3 horas sacudiendo la cazuela de vez en cuando.  NO remover con la cuchara.  Probar el caldo y sazonar con sal si es necesario.

Durante toda la cocción las judías deben estar cubiertas de agua.  No deben estar nadando pero hay que evitar que se queden sin ella.  Si se quedan secas la piel se agrieta.   Lo suyo que que el agua las cubra unos 5 cm por encima.

Música para cocinar: Celtas Cortos – 20 de Abril