La Lasaña alla bolognese es un plato típico de la gastronomía de la Emilia Romagna y específicamente de la ciudad de Bolonia.

Según dicen por ahí, la lasaña ya era un plato que se comía allá por los tiempos del imperio romano.  Aunque obviamente ésta no era como la conocemos ahora si no que consistía de algunas láminas de pasta cortadas a cuadrados más o menos regulares, cocinados en una olla y condimentados con verduras y queso.

Para preparar una buena lasaña alla bolognese, lo fundamental es la calidad de los ingredientes: una buena carne que no debe ser demasiado magra, un tomate maduro. Y por supuesto una buena pasta de lasaña, porosa y consistente para poder retener el ragú.

Como curiosidad, saber que el 17 de octubre de 1982 la Academia Italiana de la Cocina depositó en la Camara de Comercio de Bolonia la receta del “verdadero” ragú alla bolognese.  La encontrareis en este link.

Me vais a disculpar que esta vez no adjunte foto pero a lo que me di cuenta, la lasaña había sido repartida y devorada. 🙂

Lasaña alla Bolognese

Ingredientes:

Para el ragú

1 rama de apio – solo el tronco descartar las hojas

2 zanahorias

1 cebolla grandecita

1 kg gr de carne de ternera picada

250 ml de vino blanco

1 kg de puré de tomate

aceite de oliva virgen extra – sal – pimienta – un punto de azúcar

1 litro de bechamel

placas de lasaña

250 gr de queso manchego rallado

Preparación:

Para preparar la lasaña alla bolognese se debe empezar con la preparación del ragú que necesita bastante tiempo de cocción.

Lavar el apio. Cortarlo en trocitos bien pequeños. Pelar la zanahoria y picar también bien fino. Pelar la cebolla y picar muy fina.

Poner una cazuela al fuego y calentar el aceite de oliva. Añadir las verduras picadas finas y sofreír a fuego suave durante unos 15 minutos removiendo de tanto en tanto.

Cuando la verdura esté bien blandita, añadir la carne y subir el fuego. freír bien hasta que se haya absorbido toda el agua de su propia cocción. Añadir en este momento el vino.

Cuando el vino se haya evaporado completamente, incorporar el puré de tomate y salpimentar. Si está muy ácido ponerle un pellizco de azúcar.

Esperar a que vuelva a arrancar el hervor y bajar el fuego. Dejar cocer entre 2 y 3 horas removiendo de vez en cuando. Si durante este tiempo el ragú queda seco añadirle pequeñas cantidades de agua.

Probar y rectificar de sal si es necesario al acabar la cocción. Reservar.

Hacer la bechamel y reservar.

En una fuente rectangular que pueda ir al horno extender una cada de bechamel de modo uniforme en toda su superficie. Cubrir con placas de lasaña y volver a cubrir con una fina capa de bechamel. Encima poner una capa de ragú y de queso rallado teniendo cuidado de cubrir toda la superficie de la fuente. Poner otra capa de placas de lasaña – esta vez disponiéndolas en sentido contrario a la primera capa de modo que queden cruzadas. Poner una nueva capa de bechamel otra de ragú y queso y seguir formando capas. Acabar con una capa de ragú y espolvorear abundantemente con queso rallado.

Una vez terminada la preparación hornear unos 15 minutos en horno precalentado a 180º con ventilador.

Música para cocinar: Fleur East – Sax