Pixi and Dixie

Mardito roedore! Ze llevan er quezo

¿Hay alguna comida más americana que la hamburguesa?  Rotundamente si – los Macarrones con Queso – Macaroni and Cheese – que consiste, como su nombre indica, en macarrones y queso.

Este plato, según Wikipedia, está documentado desde el siglo XIV y aparece en versión moderna por primera vez en 1769.  Está asociado a la cocina americana desde principios del siglo XIX, ya que fueron puestos de moda por el futuro presidente de los Estados Unidos – Thomas Jefferson – que los servía en las cenas que organizaba en su casa de Monticello.

En su versión más simple, es una superposición de capas de pasta (elbow macaroni), queso (preferiblemente cheddar) y mantequilla.  Yo, ya que estamos puestos, prefiero la versión vacaburra, en la que a una bechamel muy clarita se le añade cantidad suficiente de queso como para que Pixie y Dixie lo aborrezcan.

Los que veis en la foto los hice con macarrones de espelta y con los tres quesos españoles que quizás más me gustan: Idiabazal + Manchego + Maó Seco.  Feel free de sustituir los macarrones por cualquier otra pasta corta y los quesos por los que más le gusten al cocinero o a quien se los ha de comer.  Y después de comer, hacerme caso, tened a mano un buen sofá para hacer una larga siesta.

 Macaroni and Chesse Spanish Style

Macaroni and Cheese

Mac & Cheese – Foto AA

Ingredientes:

200 gr de macarrones de espelta

25 gr de mantequilla

25 gr de harina

500 ml de leche

200 gr de queso rallado mezcla de Idiazabal, Manchego seco y Maó seco

60 gr de parmesano rallado

Sal – pimienta – nuez moscada

Preparación:

Poner una olla con abundante agua y sal a hervir.  Cuando el agua esté hirviendo a borbotones, añadir los macarrones y cocer al dente (según las instrucciones de cada fabricante).  Cuando estén listos, escurrir y reservar una taza del agua de cocción.

Mientras en un cazo, derretir la mantequilla a fuego lento.  Añadir la harina tamizada y remover bien con la mantequilla hasta formar una pasta.  Poco a poco ir agregando la leche – sin parar de remover – hasta que esté suave.  Subir ligeramente el fuego y seguir removiendo hasta que la salsa espese ligeramente.  Apartar del fuego y añadir los 200 gr de quesos rallados.  Seguir removiendo hasta que los quesos se hayan derretido.  Sazonar con sal, pimienta y un toque de nuez moscada.

Incorporar los macarrones escurridos y remover para que la pasta quede envuelta con la salsa de queso (si queda muy espesa la salsa añadir un poco del agua de cocción de la pasta).  Pasar a una fuente que pueda ir al horno y espolvorear con el parmesano rallado.  Gratinar durante unos minutos hasta que este bien dorado.  Dejar reposar unos minutos antes de servir.

Música para cocinar: Mark Ronson – Uptown Funk ft. Bruno Mars