Otra receta para de disfrutar de este maravilloso molusco. Fuente natural de proteínas, bajo en grasas y rico en hierro, está recomendado en muchas dietas hipocalóricas.

Es decir, comer mejillones no engorda.  Lo que engorda es la barra de medio que te zampas mojando en la salsa 🙂

Mejillones con Cebolla y Albahaca

Cazuela de Mejillones con cebolla y albahaca

Mejillones cebolla y albahaca – Foto AA

Ingredientes:

1 kg de mejillones

3 – 4 cebollas tiernas

1 dientes de ajo

1 chile rojo

1 manojo de albahaca

150 ml de vino blanco

30 ml de vermut

Aceite – sal – pimienta blanca – tomillo limonero fresco

Preparación:

Picar finas las cebollas tiernas.  Abril el chile, retirarle las semillas y picar fino. Laminar el ajo lo más fino posible. Limpiar bien los mejillones.

Poner un poco de aceite en una cazuela de fondo grueso y sofreir las cebollas tiernas, el ajo, el chile.  Cuando la cebolla empiece a estar tierna, añadirle las hojas del tomillo limonero.

Dar un par de vueltas y añadir los mejillones.  Sacudir la cazuela sobre el fuego y cubrir con una tapa.  Dejar cocer al vapor un par de minutos, moviendo la cazuela de vez en cuando.  Destapar e incorporar el vermut y el vino y dejar cocer un par de minutos más esta vez sin la tapa para que el líquido se reduzca.  Añadir las hojas de albahaca picadas.

Probar y sazonar con sal y pimienta al gusto.  Volver a dar un par de meneos a la cazuela para que todos los sabores se mezclen bien y servir inmediatamente.

Música para cocinar: Back Stabbers – O’Jays