El osobuco de ternera es un plato más que habitual en mi casa.

Estaba tan convencida de que ya había subido este guiso de carne tan sabroso, que el otro día cuando una amiga me pidió la receta la mandé al blog y la pobre un poco más se vuelve loca (no será que no hay guisaditos y estofados en el blog. Pero ella quería osobuco :-)).

Y si no quieres llamarle osobuco por que la receta no te parece lo suficiente ortodoxa (que no lo es), pues sin problema, llámalo estofado de jarrete y todos tan contentos.

Fun fact: osso buco del italiano ‘hueso [con] hueco’;

Osobuco de Ternera

Osobuco de ternera con acompañamiento de arroz basmati la fonda deza
Osobuco
Ingredientes: (para 4 personas)
  • 4 osobucos de ternera (grosor de 3 cm cada uno)
  • 50 gr de mantequilla (se puede sustituir por AOVE)
  • 30 gr de harina
  • 1 cebolla medianita
  • 1 zanahoria
  • 2 ramas de apio (sin las hojas que se pueden guardar para decorar)
  • 1 diente de ajo
  • 150 ml de vino blanco seco
  • 2 tomates maduros
  • 4 hojas de salvia seca
  • 150 ml de caldo de carne
  • la ralladura de un limón
Preparación:

Hacer unos cuantos cortes en la fascia tendinosa que rodea la carne de cada osobuco, salpimentar generosamente y enharinarlos levemente.

Calentar la mantequilla en una cazuela de fondo grueso. Añadir la carne enharinada y dejar dorar por ambas caras a fuego medio, con cuidado de que la harina no se queme. Esto se hace para sellar bien la carne y que la médula del hueso no se sale.

Añadir la cebolla, la zanahoria y el apio picados a cuadraditos, junto con la cáscara de limón, un ajo picado, la salvia, un poco de sal y pimienta.

Cuando la verdura empiece a dorarse, añadir el vino blanco y dejar que reduzca unos minutos, para que evapore el alcohol. Incorporar los tomates pelados, despepitados picados así como el caldo caliente.

Tapar y dejar cocer a fuego lento una hora y media, agregando algo más de caldo si se ve que se consume demasiado. Hay que tener cuidado no se quede seco el guiso.

Ya casi al final de la cocción añadir un poco más de ralladura de limón , dejando que cueza unos minutos para que desprendan los aromas.

Servir acompañado de un poco de arroz basmati hervido (o unas patatitas hervidas) y espolvoreado con las hojas del apio bien picadas.

Música para cocinar: Jon Batiste – I need you