Scoby Doo comiendo pizza

¿A quien no le gusta la Pizza?

¿A quien no le gusta la pizza?  A mi me encanta, pero si a alguien de la talla de Nestor Luján les parece una abominación (tengo que volver a encontrar ese texto!!) es que algo debe tener.

En principio la pizza es algo sencillo: una masa de pan fina o gruesa en función del gusto de cada uno, cubierta con una salsa de tomate sabrosa y con los ingredientes más variados como topping.

Por lo tanto es una comida versátil y en principio equilibrado (hidratos de carbono, proteínas, verdura, grasas) por lo que a priori no veo nada negativo en la pizza. Claro que probando las pizzas que hay por estos mundos de Dios la cosa queda más clara. (masas blandurrias, tomate sofrito de bote, ingredientes de calidad Z) y no todo lo que parece pizza, realmente lo es

Esta pizza que nos cenamos hace un par de semanas me sirve para reivindicar la pizza bien hecha.

PIZZA DE PORTOBELLOS Y BACON

Pizza de portobellos y bacon

Pizza de Portobellos y Bacon – Foto AA

Ingredientes: (una pizza cuadrada de 30 x 40 cm)

Masa para pizza – si no la quieres hacer en casa yo a veces compro ésta que no está mal

250 gr de tomate triturado (una lata pequeña)

200 gr de bacon

300 gr de portobellos

1 mozarella de bufalla

Parmesano rallado

50 ml de vermut negro

Sal – pimienta – aceite – orégano

Preparación:

Quitarle la piel al bacon cortarlo en trocitos pequeños y freírlos en una sartén con poco aceite hasta que queden muy crujientes.  Retirar de la sartén procurando escurrir todo el aceite y la grasa.  Reservar.

Hacer el sofrito de tomate.  Es una sartén grande con un poco de aceite, incorporar el tomate triturado.  Sazonar con sal, pimienta y orégano sin escatimar en este último ingrediente y sofreír tapado a fuego medio – bajo.  Cuando ya casi esté (habrá perdido todo el agua y estará muy concentrado), subir un poco el fuego y añadirle el vermut.  Dejar evaporar el alcohol un par de minutos y apagar el fuego.  Reservar tapado.

Limpiar y filetear los portobellos.  Sofreirlos con un poco de sal y pimienta en la misma sartén que hemos utilizado para el bacon hasta que suelten todo el agua.

Extender obre la superficie del mármol enharinada la masa para pizza y darle la forma que uno quiera (a mi me gustan cuadradas).  Poner la pizza en una placa para horno cubierta con papel parafinado.

Con la ayuda de un pincel, pintar la superficie de la pizza con la salsa de tomate sin llegar a los bordes.  Repartir por encima los portobellos bien escurridos.  Rallar la mozzarela y junto con el parmesano rallado repartir bien por toda la pizza.

Hornear unos 20 minutos y justo antes de servir poner los trocitos de bacon que teníamos reservados.

Música para cocinar: Qui non Labora non fa L’Amore – Adriano Celentano