No es Primavera aunque lo diga el Corte Inglés

No es Primavera aunque lo diga el Corte Inglés

Lo único que me gusta del frío es que puedes darle a los platos de cuchara sin que te entre ningún remordimiento ni vergüenza.

Ya llegará la operación bikini en que como una loca intentaré eliminar las lorzas acumuladas cual foca en invierno.

Además son platos completos, que sirven de primero y segundo.  Equilibrados, sabrosos y económicos.

Me gusta de esta receta que los ingredientes son muy sencillos (puerro, patata, bacalao), pero el resultado final es realmente sabroso.  No hace falta utilizar cortes muy magros y bonitos.  Al revés el que tenga espinas y piel hace que tenga un mejor sabor.

PORRUSALDA CON BACALAO

Porrusalda con Bacalao

Porrusalda con Bacalao – Foto AA

Ingredientes:

4 puerros grandecitos

500 gr de bacalao salado

1 cebolla

2 patatas

Aceite – agua – sal – vino blanco

1 bicho (opcional)

Preparación:

Desalar primero el bacalao.  Cada uno tiene su método ya que depende del puntito de sal que cada uno quiere darle.  Yo tengo el bacalao en remojo (sin cambiar el agua) entre 3 y 5 días.  Entonces le cambio el agua 3 veces y está listo para cocinar como nos gusta en casa.

Una vez desalado, ponerlo al fuego en una olla con abundante agua. Cuando arranque el hervor, dejarlo un minuto. Apagar y dejar templar.

Cuando esté templado, sacar el bacalao con una espumadera y extraer las mollas de carne procurando sacar todas las espinas y pieles.

Volver a poner las espinas y las pieles en el agua y cocer de nuevo. Esta es la base del caldo de la porrusalda.

Lavar bien los puerros y cortarlos en rodajitas. Pelar la cebolla y cortarla en juliana.

Poner un poco de aceite en una cazuela, añadir el bicho y cuando esté caliente incorporar la verdura troceada con un poquito de sal.

Pelar, lavar y trocear las patatas. Hay que “chascarlas” – meter la punta del cuchillo y hacer

Echar las patatas a la verdura rehogada, marear unos minutos y “enfriar” con un buen chorro de vino blanco.

Tras unos minutos, ir incorporando el caldo de las espinas de bacalao colado. Tapar y dejar cocer unos 15 minutos. Probar ahora de sal y si está soso, rectificar.

Incorporar las mollas de bacalao, remover y dejar cocer 10 minutos más (hasta que las patatas estén tiernas).

Servir caliente.

Música para cocinar: Kwabs – Walk