“Uy quiche de sardinas, que rica. ¿Como se te ha ocurrido”. Eso fue lo que me dijo mi santo cuando vio lo que había preparado para cenar.

Lo que el no sabía es después de una semana fuera, me había hecho el propósito de solo cocinar con lo que hubiera en casa. Vamos lo que se entiende por limpiar el congelador y actualizar el armario de la despensa. :-).

Para empezar, del fondo del congelador salió una plancha de masa brisa de La Cocinera.  Llevaba allí unos meses – desde que fui a un taller de Gadgets de Cuina y me enseñaron lo fácil que podía ser hacer una masa quebrada :-).

Y encontré 7 latas de sardinas en aceite en el armario de las latas. 7!!!  Y a mi ni siquiera me gustan!

Entonces me acordé de un viaje que hizo mi santo a Galicia y una conversación sobre la excelencia de las conservas Catrineta y junté 1 + 1.

Sardiñas torradas a man la fonda deza

Sardiñas torradas a man (foto www.catrineta.com)

Pues no sé si es por qué las Catrinetas son especiales o por qué los astros se alinearon el día del eclipse, pero la verdad es que quedó una quiche espectacular. Suave, suavecita, con personalidad aunque sin el olor de “lata” que me molesta tanto.

¿Otra ventaja de esta receta? Fácil, barata y rápida.

Eso si, como se entere mi santo que le he cogido una de sus latas de Sardinas Catrineta para hacer de cocinillas, me mata. 🙂

Quiche de Sardinas (de lata) y Tomates Cherry

quiche de sardinas de lata y tomate cherry la fonda deza

Quiche de Sardinas y Tomate cherry

Ingredientes:

1 lámina de masa brisa

1 lata de sardinas en aceite

orégano

4 huevos

200 ml de leche evaporada

tomates cherry

50 gr de queso gruyere rallado (opcional)

sal – pimienta

Preparación:

Cubrir un mole de tarta con la lámina de masa brisa, presionando bien los lados.  Recortar la masa sobrante y pinchar la base varias veces con un tenedor.  Reservar en la nevera mientras se precalienta el horno a 190º.

Cuando el horno esté listo, cubrir la masa con papel de horno y poner un peso encima.  Hornear así 10 minutos, sacar del horno y retirarle el peso y el papel.  Volver la tarta al horno otros 5 minutos para que se doren un poco los bordes. Sacar del horno y dejar enfriar.

Mientras hacer el relleno.  Abrir la lata de sardinas y poner el contenido en un colador pequeño con un bol debajo para escurrir el aceite.  Abrir las sardinas por la mitad y retirar la espina central.

En otro bol, batir los huevos como si fuera para tortilla y añadirle la leche evaporada.  Sal pimentar y batir para integrar la leche con el huevo.  Incorporar las sardinas sin las espinas y el queso rallado (ojo con la cantidad de queso ya que puede enmascarar el sabor del ingrediente principal que es el que tiene que prevalecer).

Rellenar la quiche con esta mezcla.  Cortar unos tomates cherry por la mitad y añadirlos a la quiche procurando que queden bien repartidos. Espolvorear encima el orégano.

Volver a meter la quiche en el horno y cocer unos 25 – 30 minutos o hasta que la superficie haya quedado bien dorada.

Retirar del horno y dejar atemperar unos 10 minutos antes de desmoldar.

trozo quiche de sardinas de lata la fonda deza

Con un trocito de quiche de sardinas de lata y una ensalada tienes una cena apañada

NOTA: Os recomiendo los moldes de quiche desmontables. Un pequeño empujoncito desde la base hacia arriba y alehop tarta desmoldada.  ¡Una maravilla oiga!

 

Música para cocinar: Celtas Cortos – Cuéntame un cuento