Es poner rabo en Google y se te llena la pantalla de señores vestidos con pantalones marca-paquetes muy ceñidos, sosteniendo a modo de trofeo los restos sangrantes de un animal. MAL rollo!!

Buscas un poco más y entonces la pantalla se te convierte en un sinfin de aparatos reproductores masculinos de todos los colores, tamaños y formas. BUEN rollo???

Señal de tráfico rabo espolla

¿Perdone, para ir a Rabo?

Rabo de toro manjar de los manjares.  Rey de los estofados y de origen cordobés.

Colocado el puchero sobre el anafre y al fuego del picón de Trasierra, hecho de lentisco, jaguarzos, retamas, jaras coscojas y madroñeras, echaba en la panza del puchero los rabos limpios y troceados, una cebolla, unos ajos, unas zanahorias, todo en crudo, de condimentos pimienta, azafrán en hebra, un chorreón de aceite y un medio u dos de Montilla y todo ello a lentitud de cariño y fuego, que se tiene que estofar.

Receta de la hermana del torero Conejito (Wikipedia)

Bueno y quien dice rabo de toro, dice rabo de vaca que como dice mi carnicero “uy reina, això del toro es com el bou: un animal mitologic”.

Normalmente se prepara con un buen sofrito de tomate y vino tinto.  Pero el vermut le da un toda una gama de sabores desde el dulce al amargo que combinan a las mil maravillas.

¿Lo más difícil de esta receta?  Tener 3 horas libres!

Rabo de Toro al Vermut

Rabo de toro al vermut

Rabo al vermut – Foto AA

Ingredientes: (para 6 personas)

3 rabos de toro

5 zanahorias

2 cebollas grandecitas

2 ramas de apio

1 litro de vermut negro

1 litro de caldo

1 hoja de laurel

Harina

sal – pimienta – aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Sal pimentar los trozos de rabo y enharinarlos.

En una cazuela de barro calentar aceite de oliva y dorar el rabo.

Una vez dorados, retirarlos y en la misma cazuela, preparar un sofrito con las verduras previamente cortadas muy pequeñas.  Pochar bien.

Cuando las verduras estén, volver a incorporar los trozos de rabo reservados, la hora de laurel y el vermut.  Dejar que el aroma y el sabor del vermut penetre bien en la carne y dejar cocer lentamente durante unos 20 minutos.

Incorporar el caldo, remover y rectificar de sal si es necesario. Dejar cocer por espacio de dos horas (mínimo) más a fuego lento.  La carne tiene que estar bien tierna y casi despegarse del hueso.  Si el guiso se va quedando seco, añadirle un poco más de caldo.

Música para cocinar: James Brown – Get on the Good Foot