El año pasado despedí la temporada antes de vacaciones con un postre y he vuelto a escoger el mismo tema para darle la bienvenida a las vacaciones. Un semifrío de lima con curd de lima siempre con esa combinación de ácido y dulce que me gusta tanto.

Acabo de ver en la entrada que Wikipedia dedica al semifrío una frase que no se como tomarla. Dice que los semifríos “Se pueden describir como “el amanecer de un mono adolescente” . 

Ay mi madre, no me acaba de convencer como definición de mi postre estrella de este Verano 🙂

Buenas vacaciones a todos y ¡Nos vemos en Septiembre!

buenas vacaciones 2017 la fonda dezaº

Buenas vacaciones y nos vemos en Septiembre

Semifrío de Lima con Lima Curd

semifrío de lima con lima curd un refrescante postre de verano la fonda deza

Semifrío de Lima con Lima Curd

Ingredientes:

Para el semi-frío:

300 gr de leche condensada

200 gr de queso de untar

150 gr de nata fría

la ralladura de 3 limas

70 ml de zumo de lima (3 limas)

Para el Curd de Lima

6 limas

4 huevos

125 gr. de azúcar

30 gr. de mantequilla

Preparación:

Para el semifrío:

Lavar las limas y rallar la piel con cuidado de que no haya nada de la parte blanca ya que ésta amarga.  (Yo utilizo un rallador Microplane – una inversión que realmente vale la pena). Exprimirlas y colar el zumo (esto es opcional – si no lo haces queda un zumo un poco más turbio pero no afecta para nada ni en el sabor ni en la textura).

En un bol grande, con la ayuda de la batidora de varillas, batir a velocidad media la leche condensada, el queso y la nata. Añadir la ralladura de lima y el zumo. Bajar la velocidad de la batidora y continuar batiendo hasta que se formen picos suaves.

Ahora solo queda enmoldar – te dejo varias alternativas:

1 molde tipo cake: forrar el molde con papel de plata dejando que sobresalga por los lados. Escudillar la mezcla y alisar con una espátula. Tapar con los laterales sobresalientes y volver a cubrir con el papel de aluminio para evitar que entre aire. Meter el molde dentro de una bolsa grande para congelados y dejar en el congelador un mínimo de 8 horas.

Moldes individuales: Poner un papel parafinado sobre la una placa de horno (que quepa en el congelador). Utilizar aros redondos de unos 10 cm de diámetro. Forrar la parte interior de los aros también con papel de horno o acetato. Escudillar y alisar con la espátula y dejar en el congelador al menos 4 horas

Moldes individuales 2: Utilizar un molde de magdalenas de silicona. Hacer 4 tiras largas de acetato por cada hueco para poder sacar el semifrío cuando esté cuajado. Poner las tiras haciendo una cruz.  Escudillar, dar unos golpecitos en la base para asentarlo y dejar en el congelador al menos 4 horas.

Para el curd de lima:

Lavar bien las limas y rallar la cáscara.

Exprimir el zumo y colocar en un bol junto con el azúcar y los huevos ligeramente batidos. Cocer al baño María hasta que haya espesado y tenga una consistencia de crema.

Apartar del fuego y dejar templar.   Añadir la mantequilla removiendo hasta que quede bien incorporada.

Pasar la crema por un colador fino (o un chino) para eliminar las ralladuras (no es obligatorio y es más una cosa estética ya que las ralladuras quedan de un feo color verduzco después de cocer la crema).  Tapar con film a piel y una vez fría dejar en la nevera.

Montaje Final:

A la hora de servir, sacar el semifrío del congelador unos 30 minutos antes.  Con cuidado estirar de las puntas del acetato para desmoldarlo. Poner en el plato de servir un par de cucharadas del curd de lima. Poner el semifrío encima del curd y espolvorear con unas hojas de menta picaditas muy finas.

Música para cocinar: Junior Walker & AllStars – Shotgun