Me encantan las tartas saladas.  Les añades una buena ensalada y tienes la cena solucionada.  Las haces cuadradas y tienes un entrante espectacular. Son versátiles.  Las puedes hacer completamente vegetarianas o añadirles tanto colesterol como te permitan las venas. Su origen es francés – al menos la primera vez que aparece la palabra fue en …