Tengo una sobrina que es guapísima, altísima, listísima, delgadísima, cool de la muerte, con unos ojazos que parecen luceros, con un pelazo Pantene, que tiene buen gusto en todo, aplicadísima, cariñosísima, que hace unas fotos para publicar en el Vogue, que pinta y baila como los ángeles. Y como la pobrecita debe estar añoradísima porque …