Si tu le dices a un señor de Nueva Orleans que quieres un Popeye, lo más seguro es que te mande a comer pollo. Popeye también era aquel marino que se metía las espinacas por la pipa y se le ponían los brazos tipo Rambo hormonado. Y el policía de French Connection también se llamaba …