¿Hay algo más catalán que el pan con tomate?  Pues si hemos de hacer caso de la encuesta que se hizo en 2016 fue el finalista (con 5.055 votos) y desbancado como plato favorito por la escudella.

ilustracion kukuxumusu pa amb tomaquet llonganissa la fonda deza

Así ve Kukuxumusu el pa amb tomàquet 🙂

Pero el pa amb tomàquet no se come solo.  Siempre va acompañado de algún embutido y el rey de los embutidos en Catalunya es la llonganissa.

La Llonganissa

Llonganissa, fuet, xolis, somalla, cigaleta de gos, secallona.  Todos estos nombres (y algunos que me dejo) definen la misma preparación –  un embutido a base de carne de cerdo y grasa adobado con sal y pimienta – pero distinguen el calibre, la zona de producción o incluso una cuestión meramente descriptiva (¿sería el caso de la cigaleta de gos? :-))

Según La Cuina Catalana de la A a la Z, el origen de este embutido está documentado des del siglo XV y proviene de lucanica, una butifarra que se hacia en la región italiana de Lucania y que hoy se conoce como basilicata. (y si lo pone en esta enciclopedia del saber gastronómico, va a misa :-))

Y según dicen los sabios, la mejor es la que se hace en la Comarca de Osona en la ciudad de Vic.

A Vic, llonganisses, frares i misses

Lo suyo es comer la llonganissa sola como relleno de bocadillos o como aperitivo.  Por lo que al ver que este año el Concurso para bloggers de la revista Cuina este año estaba centrado en la utilización de este embutido como ingrediente entre en pánico.

¿Una receta con Lllonganissa?

Claro que también entré en pánico las 2 ediciones anteriores en las que he participado 🙂 por lo que mi santo sin inmutarse por mi crisis nerviosa me dijo “tranquil.la, ja pensaràs en alguna cosa a fer”.

Tenía pendiente de publicar en el blog mi tartar de tomate y ganas de hacer una receta de tartar de fuet que había visto en el blog de Decuina.  No se, de repente me pareció una buena idea hacer una versión remix de las 2.

A lo mejor no sirve para quedar como finalista en el concurso, pero que está buenísima y que nos hemos puesto como el quico, eso ya os lo aseguro.

 

Tartar de tomate y llonganissa

tartar de tomate y llonganissa la fonda deza

Tartar de Tomate y Llonganissa

Ingredientes:

Una lámina de masa de hojaldre

1/2 cucharadita de orégano

6 tomates pera bien maduros

100 gr de llonganissa (de la buena)

1 cucharadita de mostaza de Dijon

2 cucharada de aceite de oliva extra virgen variedad arbequina

1 cucharada de salsa Perrins

1 cucharadita de mermelada de tomate

1 cucharadita de salsa de umeboshi

hojas de perejil

sal – pimienta blanca

Preparación:

Poner una olla con agua a hervir.

Lavar los tomates y hacer un corte en cruz en la base. Cuando arranque a hervir el agua, echar los tomates y escaldarlos durante unos 10 – 15 segundos.  Retirarlos inmediatamente con una espumadera y sumergirlos en un bol con agua y hielo.

Sacarlos y secarlos con papel de cocina.

Pelar y despepitar los tomates.  Ponerlos a escurrir para separar la pulpa del jugo. Filetear los tomates y picar la pulpa en dados pequeños (procurando que no se convierta en un puré así que es mejor que tengas a mano un buen cuchillo bien afilado).  Volver a dejar reposar sobre un colador para que pierda el exceso de agua.

Preparar el aliño. Poner en un bote todos los ingredientes – menos la sal – y agitar como si fuera una coctelera.  Probar y rectificar de sabores y de sal (si fuera necesario ya que tanto la salsa de soja como la de umeboshi como la Perrins son bastante saladas) al gusto.

Poner el tomate en un bol y añadir el aliño, moviendo suavemente para no triturar los dados. A continuación dejar escurrir en un colador durante una hora. Reservar tapado con film en la nevera.

Mientras hacer la base del tartar. Extender la lámina de hojaldre con el rodillo ligeramente enharinado.  Espolvorearla con el orégano y volver a pasar el rodillo.

Con un corta pastas redondo marcar la lámina sin acabar de cortar del todo. Poner una hoja de papel de horno sobre una bandeja para el horno colocar la lámina de hojaldre encima. Tapar con otra hoja de papel de horno y meter en la nevera mientras se precalienta el horno a 180º.

A la hora de meter el hojaldre en el horno, colocar otra bandeja encima del papel de horno para que haga de peso y no permita subir la masa. Hornear aproximadamente 20 minutos.

Retirar del horno, quitar la bandeja superior y el papel y con cuidado trasladar los círculos – que habrán quedado sueltos – a una rejilla para que se enfríen.

Montaje:

Picar un poco de perejil muy fino y añadir al tomate.

Pelar la llonganissa (reservando un poco para la decoración) y cortarla en taquitos pequeños y mezclar muy suavemente con el tomate y el perejil.

Con una cucharita poner montoncitos de esta mezcla encima de cada redondel de masa de hojaldre. Poner encima una lonchita de llonganissa cortada lo más fina posible y servir.

Música para cocinar: B.B. King – Let the Good Times Roll